AMD introduce nuevo factor de forma

AMD introduce nuevo factor de forma

por

Definir el layout de una placa madre parece muy fácil: el CPU por acá, las memorias por allá y si queda un espacio, calzamos el Northbridge. Bueno, en realidad no es tan fácil y a la vez tampoco es tan difícil, porque los factores de forma vienen siendo un estándar y como no vale la pena inventar la rueda, casi todos los fabricantes de placas madres adhieren a los más difundidos.

En una maniobra bastante osada, y en el marco de la CES, AMD acaba de introducir el formato DTX. ¿Qué corchos será eso?

Esto de los estándares de forma para placas madres es una historia larga. Aunque la mayoría de nosotros está acostumbrado a las placas ATX, a las microATX un poco más pequeñas y haciendo memoria, al viejo formato AT, también hay otros formatos en el mercado.

VIA y su ITX

Por ejemplo, VIA introdujo los formatos ITX y mini ITX aprovechando que las características de disipación de calor de sus procesadores C3, C5 y C7 los hacían ideales para hacer computadores pequeños tipo HTPC.

A VIA no le ha ido del todo mal, e incluso mostraron alguna vez el nano-ITX de 12x12cm, que si acaso pasó de ser un prototipo funcional, habrá sido puntualmente para proyectos home made de fanáticos del small form factor.

Intel también cayó en la tentación

Corría el año 2004 y mientras algunos entonaban cánticos de alabanza por el revolucionario procesador de 64 bits de AMD, Intel se debatía subiéndole la frecuencia a sus procesadores Netburst en un intento desesperado de equiparar el rendimiento de AMD. El problema es que el aumento de frecuencia redundó en un aumento de calor, y la apuesta para resolver ese problema, que fué pasar a un proceso de fabricación de 90nm, lo que logró fué generar a la madre de todas las estufas, el Prescott.

Lo genial del tema es que Intel tuvo una salida olímpical. Su explicación era que los gabinetes eran térmicamente deficientes. Claro, cómo no se nos ocurrió antes. La solución no era hacer procesadores menos afiebrados, sino redefinir el estándar en el layout de las placas madres para facilitar la circulación de aire. Este formato se llamó BTX y su forma se muestra a continuación:

Lo que se ve en la foto no es una placa madre patas arriba o, al menos, no en el sentido estricto del término. Lo importante es que este formato supuestamente ubicaba los componentes críticos en la generación de calor dentro de un gabinete en la línea de corriente de un sistema de ventilación frontal, muy a diferencia del formato ATX en el cual el procesador está tan cerca de la fuente de poder y tan lejos de una toma de aire frontal.

Peeero, hay otro detalle. Uno de los puntos cruciales en la ventaja que AMD venía mostrando en su plataforma socket 939 recaía en el controlador interno de memoria, que Intel no poseía y que hasta el día de hoy no posee. Pues bien, en el formato BTX de Intel el procesador estaba bastante alejado de las memorias, mientras que el NorthBridge -en donde Intel tenía el controlador de memoria- estaba convenientemente cerca.

Intel no sólo poseía la patente del BTX -lo cual se traduce en royalties para ellos si el formato se difundía bien- sino que era tremendamente incómodo para AMD. Si acaso hubiesen logrado popularizar ese estándar, Intel habría cercado a AMD en una isla en donde hubiera tenido que aferrarse a un formato ATX en decadencia, o bien inclinar la cabeza frente al formato de Intel, pagando royalties y de paso sacrificando rendimiento por tener que atravesar una mayor distancia en la placa madre para acceder a la RAM.

La historia quiso otra cosa y pese a que durante un tiempo aparecieron gabinetes y fuentes BTX, tanto ese formato como su versión pequeña, el picoBTX, no prendieron y el mismo Intel terminó por desahuciarlos al final.

AMD no podía ser menos

Bueno, ya que VIA e Intel tienen -o tuvieron- su propio estándar de forma, AMD no quería ser menos y aprovechando la vitrina de la CES, presentaron un nuevo formato, el DTX.

El formato DTX, que se muestra en la foto, está pensado para que ensambladores OEM puedan atenerse a un modelo predefinido a la hora de diseñar computadores del tipo media center, set top box, htpc o en general, small form factor. La situación actual es bastante “libre” por decirlo de alguna manera, y todos los que fabrican computadores SFF (como Shuttle o Aopen) tienen su propio estilo, con lo cual no es nada de fácil upgradear uno de esos juguetes. Aunque se supone que hay un formato para SFF llamado flexATX, es bastante frecuente que estos productos salgan con placas madres que no calzan en ninguna otra parte, y que tampoco aceptan cualquier otra placa (o más bien ninguna otra placa) el día en que se quiera cambiar.

El formato DTX de AMD pretende evitar esas situaciones apuntando a la flexibilidad. Primero: es abierto, lo cual equivale a decir: “tomen, úsenlo si quieren, aquí están los estudios electrónicos que lo definen, es gratis”. Segundo, tiene los hoyitos en posición perfecta como para poder usarlo en cualquier gabinete ATX o microATX, como es el caso del Antec Aria que descansa en mi escritorio ahora mismo. (La vida de editor de CHW es sacrificada).

¿Qué podría ganar AMD con esto? Entre otras cosas, ya que su plataforma Live! que define el estándar para computadores como “centro de medios para el hogar” está ganando terreno rápidamente, con esto le da a los ensambladores una herramienta adicional para favorecer la creciente difusión de estos equipos media center PC, o set top box.

Para terminar, y como la vida da muchas vueltas AMD -tal vez por casualidad- aprovechó de hacerle un guiño a Intel. Si se fijan, el formato DTX ubica el CPU junto a las memorias, y el Northbridge, que en caso de Intel tiene el controlador de memoria, lo más lejos que se pudo.

Así que a Live! le va bien?

Así es la cosa. Le está yendo bastante bien y eso que cuando recién lo lanzaron, algunos lo apodaron sarcásticamente como Liiv, aludiendo a que era una respuesta apresurada a la plataforma Viiv de Intel.

Sin embargo, con el tiempo se ha mostrado que la versión de AMD para el estándar de Computador de Medios para el Hogar ha tenido más éxito que la de Intel. Sin ir más lejos, en el marco de la CES se han visto varios ejemplares de Live! y en la foto siguiente tenemos a la implementación de MSI, que dicho sea de paso está sirviendo como diseño de referencia para otras marcas. Por lo que hemos sabido, Alienware también tiene un modelo Live! pero no es otra cosa que una versión de MSI bien maquillada.

Fuentes:
Bit Tech
Dailytech

Comente este artículo