BlackBerry Pearl 8100 a primera vista

Nunca (un comienzo negativo) he sido muy fanático de los BlackBerry. Pero (un giro positivo) ayer tuve la oportunidad de jugar con la última joyita de RIM: El BlackBerry 8100, también conocido como “Pearl”.

Si, me gustan los teléfonos inteligentes o smartphones. Soy de las personas que prefieren tener un sólo dispositivo en el bolsillo que cumpla más que la función de hablar. No me interesa que tenga una mega-cámara o que pueda almacenar 30 GB de MP3, pero si me interesa poder contestar emails y revisar páginas web (de las normales, no las WAP). Pero ante todo eso, me importa que tenga una interfaz clara, una pantalla brillante, que sea pequeño y liviano, y que principalmente sea un muy buen equipo para poder hablar por teléfono. Mi impresión es que la “perla” de BlackBerry cumple precisamente ese objetivo. Especialmente en el campo de ser un teléfono inteligente, pequeño y liviano.

No tuve tanto tiempo para jugar con la interfaz, pero me pareció que no sería difícil acostumbrarse. Aparte que la oferta de software que trae no deja de ser interesante (me enamore al descubrir un cliente de Google Talk y Yahoo! Messenger preinstalados). La cámara de fotos de 1.3 megapixeles era más de lo que espero en un celular (especialmente para ser la primera que incluye RIM en uno de sus BlackBerry), y la pantalla aunque no es de muy alta resolución (240×260 pixeles) merecía que le escribieran una oda. Tiene buen soporte para ver páginas web (aunque nada supera a Opera en los celulares), pero obviamente su principal gracia, es su excelente capacidad de manejar el correo electrónico, la pieza central que hace que un BlackBerry sea un BlackBerry.

Una de mis principales sorpresas, es que el “joystick” que pareciera tener al centro, en realidad es un trackball. Si, así como las pelotas de los mouse invertidas, o como el scrollwhell del Mighty Mouse de Apple, o como el roll-on de algunos desodorantes. Toma un par de segundos acostumbrarse, pero una vez hecho, es tan suave como la mantequilla derretida. Lo otro impresionante es su tamaño y su peso. Cualquiera que haya visto un BlackBerry, sabe lo ridiculo que se ven sus usuarios al tener un block de notas, más ancho que alto, pegado a la oreja. El Pearl es muy pequeño. Mucho más pequeño que un Treo 650, y considerablemente más liviano. Un placer tenerlo en el bolsillo.

No tuve la oportunidad de probar la sincronización con distintas plataformas, pero según he leído, si tu plataforma aún no tiene soporte para el BlackBerry, igual puedes enviarle tus contactos por cable USB en formato .VCF. Aunque me imagino que para Windows debería venir con el soporte de sincronización completo.

En Chile está disponible tanto en Entel PCS como en Movistar a Ch$169.900 (US$320) con contrato a 18 meses.

Link: BlackBerry Pearl 8100