logo
Móviles 26/11/2006

Tecmo defiende a Itagaki de las acusaciones de acoso sexual

La franquicia de lucha Dead or Alive ha sido criticada por emplear a las mujeres como reclamos sexuales para vender sus juegos. Más lejos han ido spin-off como Dead or Alive Xtreme, con chicas casi desnudas y bailarinas de barra.

Su productor, Tomonobu Itagaki (casado y con hijos), ha sido acusado de acoso sexual por una de sus subordinadas en Tecmo, que le denunció por encerrarla en la sala de conferencias, besarla y meterle mano en distintas ocasiones contra su voluntad durante años desde 2003. La propia Tecmo estaba bajo sospecha, al declarar su trabajadora que comunicó a la empresa estos hechos y no se hizo nada más que despedirla injustificadamente.

No es de extrañar que Tecmo haya salido a la palestra comentando que jamás se produjeron abusos sexuales en el seno de la compañía, y que aunque llevaron a cabo una investigación interna durante un mes, no encontraron indicios más que de frustraciones personales de la demandante, que no fue despedida sino que se marcho por voluntad propia.

Eso sí, aclaran que tanto ella como Itagaki y otros empleados fueron encontrados culpables de mezclar asuntos personales con responsabilidades corporativas, y como resultado de estas “confusiones innecesarias” todos ellos fueron degradados y se les bajó el sueldo.

Y como la reputación y buen nombre de Tecmo e Itagaki han quedado malparados, el famoso productor interpondrá ahora una demanda por difamación contra esta mujer.

Fuente: GameSpot