La PS3 es una ganga!

La PS3 es una ganga!

por

En el sitio isupply hicieron un análisis detallado y objetivo a lo que ofrece la PlayStation 3, concluyendo entre otras cosas que, pese a ser más cara que la competencia, ofrece mucho más valor por cada dólar invertido.

¿Será tan así? Eso es lo que vamos a discutir en este artículo.


Cría fama y échate a la cama

A diferencia de algunas distribuciones probabilísticas, la gente tiene memoria y eso es inevitable. A menudo la memoria es frágil, eso es cierto, pero nunca es nula. Cuando te haces famoso por algo malo, todo lo bueno que hagas después -descubrir la cura del cáncer, una nueva fuente de energía limpia y renovable, la solución al tráfico de Santiago- estará opacado por la metida de pata que te mandaste al principio. Luego aparece en grandes letras de molde: “Juanito Perez descubre la cura del cáncer” y la gente dice: “Ese nombre me suena, no es el tipo que abandonó a su mujer por una Vedette?”. Tate, no hay perdón ni olvido.

A Sony le pasa algo similar con su PlayStation 3. Después de problemas en el abastecimiento de componentes de terceros, problemas en la tasa de fallas de su propia cadena productiva, atrasos en las entregas, lotes productivos mucho menores a lo prometido inicialmente, pre-ordenes canceladas y encima un precio bastante mayor que su competencia, la gente arruga la frente cuando le hablan de la PS3, y si a eso le agregamos que Sony se hizo tristemente célebre por sus baterías defectuosas, tenemos que la nueva consola de Sony llega al mercado precedida de muy malos augurios.

Sin embargo, en iSuppli, una consultora independiente de “tendencias de mercado” quisieron hacer un análisis desprovisto de prejuicios sobre lo que ofrece la consola de Sony, y en este artículo lo analizaremos. Analizar un análisis, eso sí que es analítico.

Lo que dijo iSuppli

De entrada podemos decir que iSuppli quedó deleitado con lo que encontró, y lo dijo muy claramente: “La PS3 ofrece el potencial de un supercomputador al precio de un PC económico”.

Básicamente, lo que hicieron fué estimar el precio de cada componente -cuyos valores manejan porque, mal que mal, es su trabajo- y contrastar la suma total con el precio de mercado de la consola, en un cálculo que se desglosa en la tabla siguiente:

Como se puede ver, la consola de Sony es cara, pero no tan cara para el consumidor como para el fabricante, que debe absorber una pérdida neta de entre 240 y 300 dólares (dependiendo del modelo) por unidad vendida, una suma que es aproximada debido a que nadie sabe qué precios pueda haber negociado Sony con sus proveedores pero que, a grandes rasgos, debe ser similar a la realidad.

Dejando de lado a la Nintendo Wii, que es mucho más barata pero también más sencilla, podemos establecer un parámetro de comparación con la Xbox 360 que supuestamente es igual de espectacular pero más barata. En ISuppli nuevamente desglosaron los costos de manera similar, obteniendo que la consola de Microsoft se produce por un costo de USD 323, lo cual deja una ganancia neta de USD 76 por unidad vendida dado que el precio sugerido es de USD 399.

Lo anterior significa que el producto de MS es más barato pero también ofrece menos costo neto por dólar invertido, un índice que la verdad importa poco, porque si vamos a eso Sony podría optar por ponerle tornillos de platino al gabinete de la PS3 y aumentar su pérdida neta a 500 dólares, pero eso no hace de la PS3 una mejor consola, verdad?

De todas maneras, es importante dimensionar lo arriesgado de la apuesta de Sony. Es usual que los fabricantes subsidien parcialmente sus consolas y luego recuperen la inversión mediante la venta de juegos pero el monto de la pérdida en este caso es tan sustancial que pareciera que a menos que sea un exitazo sin precedentes, no hay cómo sacarle rentabilidad.

Pero bueno, hasta el momento sólo hemos hablado de dinero y el dinero es sucio. Cómo será de sucio que cuando se hace lavado de dinero es más sucio todavía, vaya uno a entenderlo. La PS3 tiene encantos objetivos, y Andrew Rassweiler, analista de iSuppli, dijo que la PS3 era una joya a nivel de hardware, y que si le hubiesen pasado la placa madre sin decirle de qué era, hubiese pensado que se trataba de un servidor corporativo. Muchas flores? Tal vez, pero objetivamente la PS3 cuenta con atributos sin precedentes entre los que se cuentan:

  • Doble GPU, uno es el RSX Reality Sinthesizer de NVIDIA, y el otro el Emotion Engine & Graphics Synthesizer de Toshiba Corp. El primero le aporta gráficos de última generación, mientras que el segundo provee la compatibilidad con títulos de PS2.
  • El procesador Cell de IBM, CPU multinúcleo de la PS3 que brinda la potencia equivalente de 8 CPU independientes (o eso pretenden hacernos creer). Según iSuppli, este CPU le da al Cell el carácter de un supercomputador.
  • El uso, por primera vez en la industria, de memorias XDR, un tipo de memorias de altísima velocidad desarrollado por Rambus.
  • Drive Blue Ray para reproducir juegos y películas en alta definición.

    Cual más cual menos, cada componente de la PS3 fué pensado a lo grande y sin fijarse en gastos. Basta decir que hasta la fuente de poder (de 400W) ocupa la mitad de espacio que una fuente común de PC, y cuesta el doble.

    En conclusión, disectando pieza por pieza la PS3, iSupply concluye que el precio de venta no es nada caro, sino todo lo contrario, y que por los componentes de tecnología vanguardista, la PS3 vale cada peso y más, pero acá nos persiste la duda: cuando uno compra una consola, está comprando tecnología o está comprando entretención? Entonces, cuál es la mejor consola, la que ofrece la tecnología más descollante, o la que entretiene más al jugador?

    Fuente: iSuppli

    Comente esta noticia