Epson en guerra contra tintas alternativas

por

Mal que mal, ahí está la plata!

Como deben intuir, vender impresoras es perder plata. El verdadero negocio es vender cartridges de tinta. Lo malo es que nadie comprará tu cartridge si es que no logras difundir tu impresora, así que las empresas están dispuestas a vender las impresoras a un precio que no permite recuperar la inversión en desarrollo, porque apuntan a lucrar con las tintas para el modelo. Por lo mismo, les duele sobremanera cuando fabricantes independientes ponen en el mercado cartuchos alternativos: esta gente apunta a servir únicamente al lucrativo mercado de las tintas sin tener que amortizar la inversión de desarrollar la impresora, con lo cual se cuelgan de fabricantes como Epson, HP o Canon y, naturalmente, pueden competir en precio.

Aunque para los consumidores pareciera que es bueno que hayan cartuchos alternativos, en realidad los que los fabrican infringen patentes internacionales, y en países miembros de la OMC (Organización Mundial de Comercio) esas patentes deben respetarse.

Por ahora, Epson ha tenido un enfoque de avenimientos antes que demandas, y gracias a ello ha conseguido que empresas como Artech (Alemania), Ink Lab Co. (Hong Kong), InkTec (Korea), Inkjetwarehouse.com y Rhinotek Computer Products (USA) dejen de importar cartuchos alternativos, aunque no me queda claro qué enfoque tomarán ya no con los importadores, sino con los fabricantes de los cartuchos mula.

Fuente: Ars Technica