Como NO debería ser un Ministro de TICs

Como NO debería ser un Ministro de TICs

Hace poco hubo un reemplazo en el Ministerio de Tecnologías de Información y Comunicación (TICs) de Tailandia. En realidad, fue mucho más que un reemplazo. Fue un cambio rotundo. El nuevo ministro, don Sitthichai Pokai-udom, básicamente contradijo todo lo que se venía haciendo en el país con respecto al desarrollo de software. En su primera aparición pública, el tipo condenó al Software Libre, arguyendo que está “lleno de bugs” y que es inútil:

“Con el código abierto, no hay propiedad intelectual. Cualquiera puede usarlo, y todas tus ideas pasan a ser del dominio público. Si nadie puede hacer dinero de él, entonces no habrá desarrollo y el software de código abierto rápidamente queda obsoleto… Como programador, si yo puedo escribir buen código, ¿por qué debería regalarlo? Tailandia puede hacer buen código sin que sea abierto.”

Ahora, ¿como sí debería ser un ministro de TICs? Aquí mismo en Sudamérica tenemos buenos ejemplos: como sucede en Brasil o incluso en Venezuela, donde hay un interés por impulsar el desarrollo local y evitar la dependencia tecnológica. No se trata de despedirse del software propietario, sino de abrir la puerta para que ambas opciones puedan coexistir.

Links:
Thai IT Minister Slams Open Source (Vía Slashdot)
Chávez apoyando el Software Libre (Vía Menéame)