Toshiba y Micron hacen las paces

por

Pero Toshiba pagará 288 millones

Durante el año 2005 una corte de California emitió un veredicto que le causó una úlcera del porte del túnel Lo Prado a don Juan Toshiba, dueño de la homónima empresa.

El veredicto le concedió a Lexar el derecho a recibir 465 millones de compensación por parte de Toshiba por concepto de infracción de patentes, y Toshiba inmediatamente apeló al fallo.

Durante los meses que siguieron, Lexar fué adquirido por Micron y parece que cuando compras una empresa el combo también incluye un “vale por las indemnizaciones pendientes”.

Ahora, casi un año después, la apelación se ha resuelto y la indemnización ha sido rebajada a 288 millones, que sigue siendo una fortuna pero al menos Toshiba se ahorra 177 palos que nunca vienen mal. A cambio del pago, ahora podrá usar por las buenas las tecnologías cuyas patentes había infringido.

Fuente:Techworld