Todos quieren ser iTunes Todos quieren ser iTunes

El software de Apple es un producto poderoso, popular y versátil, que es al mismo tiempo cliente para eCommerce de música, reproductor de idem y manejador de archivos para el iPod. ¿A quien no le gustaría tener un mix de reproductor y tienda online igual de exitoso? En esta noticia, les contaremos entre otras cosas sobre aquellos que ya lo están intentando.

Todos quieren ser iTunes

por

El software de Apple es un producto poderoso, popular y versátil, que es al mismo tiempo cliente para eCommerce de música, reproductor de idem y manejador de archivos para el iPod. ¿A quien no le gustaría tener un mix de reproductor y tienda online igual de exitoso? En esta noticia, les contaremos entre otras cosas sobre aquellos que ya lo están intentando.

Mi mamá me da manjar colún

Para ser exitoso en el frío e impersonal mundo de los negocios no basta con tener cosas buenas, porque si admitimos que sólo los tarados querrían tener cosas malas, es natural que cualquiera pueda tener cosas buenas. Una oficina bonita? Cualquiera puede tenerlo. ¿Una secretaria rica? Cualquiera puede tenerla (en el amplio sentido de la palabra) Utilidades suculentas? Bajos costos? Innovación tecnológica permanente? Se me ocurren muchas otras condiciones deseables y es uno de esos casos en que mi trastorno de personalidades múltiples me ayuda, porque todas mis fascetas aportan al brainstorming, sin embargo no pretendo anotar todo porque no es lo importante.

Lo importante es, querido lector, que no basta con tener cosas buenas (y empecé diciendo eso) porque cualquiera puede. De qué vale tener lo que cualquiera puede tener? Un determinado factor no puede ser una ventaja competitiva si todos lo tienen. Es como decir: “Soy el elegido porque tengo ombligo!” Doh! Todo el mundo tiene ombligo, de hecho es ombligatorio tenerlo.

Los factores que pueden hacerte lider del mercado son aquellos que no son fáciles de imitar y la combinación ganadora de Apple no es fácil de imitar porque se apoya en varias partes de un pack (tienda/iPod/software) pero además cada unidad está diseñada con estilo, una calidad y una interfaz que el público identifica y prefiere. Es cierto que cualquier OEM puede hacer un pendrive que toque MP3 y cualquier freeware puede tocar playlist de MP3 pero… hay otra combinación igual de poderosa? Ciertamente la lista de los que podrían al menos intentarlo no es muy larga y adivinen qué: están trabajando en ello.

Gracias a los piratas

Hay que partir diciendo que el negocio de la música online, que hoy por hoy mueve millones, impulsa nuevas y mejores tecnologías y nos permite andar con toda nuestra colección de discos a cuestas, partió en la segunda mitad de los 90 gracias a gente que en un principio fué catalogado de ladrones.

El sitio Slyck, dedicado en general a cubrir noticias sobre P2P, piratería, demandas de la RIAA y ese tipo de cosas, comenta sobre un paper publicado por la Universidad de Loyola que puedes descargar aquí en donde se plantea algo que en el fondo todos sabemos. El boom del negocio de venta de música online existe gracias a modelos precursores como Napster o AudioGalaxy, que ciertamente no eran legales y facilitaron que las personas pudieran hacerse de canciones o discos completos sin pagar derechos de autor, pero al mismo tiempo crearon un espacio, una necesidad y una costumbre en los internautas, gracias a lo cual la aparición de tiendas de música online como el mismo iTunes encontraron una masa de consumidores formada y despierta.

¿Habría sido posible introducir un sistema como el de iTunes si nunca hubiesen existido las redes de música P2P piratescas? De que es posible, lo es, pero probablemente no hubiera tenido la misma acogida vertiginosa.

Vamos un poco más atrás. Hubiera sido posible que esas redes P2P existieran si la música hubiera debido descargarse en formato WAV o CD Audio? Ciertamente, para el ancho de banda que se encontraba en la mayoría de los hogares a fines de los 90 tal cosa hubiera sido una locura… es más: nadie compraría un reproductor de MP3 de 1GB si sólo cupieran dos discos completos, verdad? Entonces, haciendo memoria, no habrá sido un poco injusta y miope la actitud de la industria que acusó con duros epítetos a los que crearon y difundieron el codec MP3? Recuerdo que en esa época los reproductores de MP3 portátiles demoraron bastante en salir, porque la industria disquera ejerció fuertes presiones para que los fabricantes no dieran soporte a este formato que amenazaba con destruir la música.

Destruir la música. Sienten ustedes que el formato MP3 destruyó la música o facilitó su distribución? Alguien podría negar que esa distribución hoy mueve millones de dólares?

Es cierto, la piratería sigue existiendo y en la medida que permite bajar un disco sin pagar por él efectivamente hace un daño, pero por la contraparte los métodos que la piratería desarrolló terminaron por dar forma y lugar a la industria de música online legal que hoy conocemos. Qué sería de ese negocio sin los piratas.

Pongase a la fila

Aunque empresas como RealNetworks han vendido música desde que tengo memoria (léase 4 o 5 años, porque no tengo recuerdos de mi época de universitario), es bastante claro que no basta con vender música para triunfar. Hay que tener algo más, un valor agregado, una posición de fuerza, un servicio complementario, o una combinación de todo lo anterior.

Tomemos por ejemplo a Nokia. Hace casi un mes, les contamos que Nokia compró Loudeye, un servicio de venta de música online con presencia en más de 20 países. Nokia es de la idea de que la progresiva multimediatización (término recién inventado) de los teléfonos celulares, terminará por desplazar a los reproductores tradicionales. En ese contexto, y acordamos que cualquier telefono que toque MP3 (aunque tenga poca memoria) puede considerarse un reproductor de MP3, Nokia es desde ya el mayor productor de reproductores MP3 del planeta y quiere ir sembrando lo que -piensan ellos- está destinado a convertirse en un imperio del eCommerce musical. Ahí tienen una posición dominante. Tal vez su enfoque peque de optimista pero algo de razón tienen.

Si Nokia se apoya en su dominio de los celulares, Myspace se apoya en su masividad. Resulta que el sitio de Social Networking más popular del momento, anunció que se meterá al negocio de la venta de música online. A diferencia de servicios con manejo de DRM (Digital Right Management) la música descargada de la tienda MySpace viene sin restricciones y puede ser reproducida en cualquier aparato, incluyendo el Ipod.

En MySpace dicen que lo suyo no será la venta de música de artistas consagrados y comerciales, sino que se centrarán en bandas independientes y sin contrato con ningún sello. Dijeron que hay como dos millones de bandas que usan MySpace para difundir demos o darse a conocer así que hay bastante material para elegir. Tal vez la la manera del siglo XXI para saltar al estrellato ya no es tocar en pubs de mala muerte por dos chauchas, sino vender tus demos en MySpace. ¿Será rentable vender música de grupos desconocidos? En realidad da casi lo mismo. MySpace gasta la nada misma en implementar el servicio y el tema de los cobros lo controla via PayPal. No tienen nada que perder y en cambio hay mucho que ganar.

La lista es extensa y aunque quisiera no podría nombrarlos a todos. Entre los destacados por su peso en la industria tech, podemos nombrar a AOL con su servicio MusicNow. También está Samsung con su partner MusicNet, y cómo olvidarlos, Microsoft y Toshiba también están frotándose las manos con un negocio que a todas luces pretende replicar el modelo de Apple combinando eCommerce, software propietario con manejo de DRM y reproductor, el famoso Zune que ya te hemos descrito y mostrado profusamente.

Todos estos negocios tienen un sistema que va por dos
vertientes. Algunos cobran por canción. Otros, te venden una suscripción mensual mediante la cual puedes bajar todo lo que quieras (o lo que tu conexión aguante). Otros ocupan un modelo mixto. Sin embargo, hay un caso especial por lo distinto del modelo y es lo que SpiralFrog piensa implementar antes de fin de año. Su idea, que cuenta desde ya con el respaldo del sello Universal, es ofrecer descargas gratuitas financiadas por publicidad. En el tiempo que demora la descarga, el cliente muestra comerciales estáticos y en video. Será posible hacer un modelo sustentable con este método? El hecho de que la idea cuente con el respaldo del sello Universal dice mucho. Tal vez ofrecer música gratuita financiada por publicidad no sea la idea más rentable del mundo, pero por la contraparte puede que los sellos discográficos no busquen generar grandes rentabilidades, sino sencillamente alejar de la manera más eficiente posible al público de las redes P2P. Un sistema que lleva la palabra “gratis” en letras luminosas claramente tiene buenas posibilidades sobretodo en el público joven, que al no tener tarjeta de crédito o cuenta paypal, debe valerse de su tiempo como blanco de la publicidad como moneda de cambio. Repito, puede que esto no sea la mejor manera de hacerse rico, pero tal vez a los sellos les baste con saber que alejan a los jovenes de las redes P2P.

Porqué sólo música y no video?

En realidad, aunque en este artículo hemos hablado del eCommerce musical, es bastante correcto enfocar el conjunto de medios música/video como un todo. El iPod es el reproductor por excelencia en la industria, y desde el momento en que él puede reproducir video en al menos una de sus variantes, el concepto de reproductor de MP3 perfectamente se funde -y confunde- con el concepto de reproductor multimedia.

Apple tiene claro lo anterior y en los días que vienen empezará a ofrecer descargas de video via iTunes, cobrando 15 dólares por estrenos y 10 por películas viejas. Aunque no hay una definición clara sobre las limitaciones en la reproducción, muchos piensan que salvo un disclaimer en donde uno acepta no crear copiar ilegales a partir de la descarga, es libre de reproducir el video donde quiera.

Hasta el momento productoras como Disney y Fox ya accedieron a usar el servicio, y pronto otros estudios los seguirán. Esto es un duro golpe para el mayor vendedor de DVDs del planeta, WalMart, que no puede competir con esos precios y ha amenazado con boycotear a los estudios que se afilien a iTunes si éstos no le hacen rebajas que le permitan vender DVD a precio competitivo.

Además, WalMart pidió que los estudios lo ayudaran a lanzar, en un futuro cercano, un servicio análogo al que ofrecerá iTunes. Bueno, podremos contar a WallMart como uno más de la enorme lista de los que quieren ser iTunes.

Y entonces, cuál es la conclusión?

Está claro que cualquiera puede hacer un servicio de eCommerce musical, cualquiera puede hacer un reproductor MP3 y cualquiera puede intentar tirarse a la piscina con una combinación de ambos. En realidad, puede que Apple no tenga nada demasiado espectacular como para no ser susceptible de imitación, pero tiene eso sí el mérito innegable de haberse avivado antes del boom. Quén sabe, hasta se podría decir que ellos causaron el boom y que hasta que su modelo no funcionó, la gran mayoría de la industria pensaba que existiendo redes P2P que facilitaban el intercambio gratuito, nadie querría pagar por ello.

¿Qué cambió desde la era dorada del intercambio gratuito de MP3? Los factores son varios y algunos ya los hemos nombrado. Yo pienso que hay cambios que puedes provocar empujando y cambios que puedes provocar tirando. Eeeh eso último sonó medio sospechoso así que mejor expliquémoslo. Provocar un cambio empujando es la oposición activa que organizaciónes como la RIAA realizan contra la piratería, demandando clientes P2P, sitios que los promocionan y últimamente usuarios. Provocar un cambio tirando es por ejemplo ofrecer el valor agregado de tener la canción que tú quieres (y no una canción mula renombrada), en un cliente libre de spyware, y encima barata. Con un método empujas a la gente a dejar la piratería P2P. Con el otro atraes a la gente a pasarse a un sistema legal por poca plata. Con la combinación de ambos, desincentivas el uso de los P2P cochinones y de paso creas un negocio rentable.

En conjunto, el negocio de música online mueve como 400 millones de dolares al año. Se calcula que para el 2011 el negocio moverá 14.000 millones, y según mis cálculos, eso da una tasa de crecimiento de 103.62% anual, lo cual equivale a decir que pasa el año 2037 habrán superado el trillón de dólares pero otros dicen que el mundo se acabará antes. Elucubraciones aparte, se estima que Apple controla entre un 70 y un 85% del negocio. Un 70% de 400 millones no es malo, pero una tajada equivalente de 14.000 millones es como para volverse loco. Es casi imposible que Apple logre mantener un dominio como el actual, pero si el negocio sigue creciendo como se pronostica, hay suficiente para todos, o al menos para los más grandes.

Fuentes:
Slyck, Thank You Pirates
BusinessWeek
DailyTech
Ars Technica