Thermalright Ultra-120

Thermalright Ultra-120

por

En el pasado, ya tuvimos la oportunidad de probar el excelente desempeño de su cooler XP90C. Ahora es el turno del Ultra-120, un cooler compatible con socket 775 y 939, con base y heatpipes de cobre y aletas de aluminio. 

Introducción

Thermalright es una empresa dedicada a la fabricación de soluciones de refrigeración para componentes de computador. Entre sus productos hay disipadores de cobre y/o aluminio para casi cualquier tipo de CPU, VGA y Chipset.

Se trata de una compañía que por costumbre desecha los golpes de efecto y en cambio recurre a un planteamiento netamente pragmático. Nada de luces, empaques coloridos ni sirenas de bomberos. En sus productos todo es muy sobrio, pero siempre pelean los primeros lugares a la hora de clasificar los mejores coolers.

En el pasado, ya tuvimos la oportunidad de probar el excelente desempeño de su cooler XP90C. Ahora es el turno del Ultra-120, un cooler compatible con socket 775 y 939, con base y heatpipes de cobre y aletas de aluminio. Se trata de un cooler que optimiza la transferencia de temperatura apelando no sólo a la conductividad térmica del material sino a heatpipes. ¿Qué son los heatpipes? Ah, tú eres uno de los que no se leyó la Guía de CHW sobre enfriamiento con heatpipes. Anda y ponte al día.

Para este review, analizamos el producto en una plataforma 775, con un Pentium D 805; o sea, 2 núcleos Prescott, famosos por sus altas temperaturas, en un solo procesador. Ya que Thermalright no fabrica ni incluye ventiladores en sus productos, vamos a utilizar 2 ventiladores fácilmente adquiribles en nuestro mercado: un Coolermaster de 120mm, y un Thermaltake de 130mm. El objetivo de este review es saber como se comporta una solucion diferente y mas cara para refrigeración de procesador con respecto a la solucion que ofrece Intel en sus productos box.

Estamos conscientes de que el método utilizado en el presente review para realizar mediciones de temperatura puede no ser el más exacto, y que una prueba rigurosa requeriría mejores instrumentos que los que tenemos a nuestra disposición. Sin embargo, a la hora de comparar resultados, la inexactitud del diodo de medición afecta de igual manera a todos los coolers que probamos. Cumplimos así mismo con señalar que aunque se puede recurrir a una metodología más elaborada con el fin de alcanzar resultados más exactos, nos hemos decidido por seguir un camino simplificado pero igualmente útil para cuantificar el cambio de temperatura que un CPU experimenta dependiendo del uso de distintas soluciones de refrigeración.