Gmail dejará de requerir invitación

por

¿Que haré con las 1400 invitaciones que me sobraron?

Cambia, todo cambia, dice la canción. Si en un principio Gmail deslumbró a toda la comunidad cibernauta por ofrecer una casilla de 1Gb de capacidad, hoy nos parece que cualquier mail gratuito que ofrezca menos simplemente no alcanza el estándar mínimo para competir. Gmail impuso un nuevo estándar y se mantiene constantemente superándolo, o por lo menos mi casilla va como en 2700 megas.

Otra cosa que se encamina a cambiar es la relativa exclusividad del servicio. Salvo en Estados Unidos (y un puñado de otros países) se necesita recibir una invitación de un miembro para poder abrir una cuenta Gmail. En un principio las invitaciones eran un bien escaso y por ahí ví algunos patudos vendiéndolas. Con el tiempo la escasez ha dejado de ser tal pero igual se requería invitación y llegado cierto punto, esto dejó de tener sentido. Tal vez las invitaciones fueron una manera de restringir la tasa de crecimiento de usuarios, pero ésta ya debe haber alcanzado una meseta que asegura que terminar con la necesidad de invitaciones no redundará en una inscripción masiva que bote los servidores.

Así las cosas, Google ha decidido levantar el requisito de invitación para el resto del mundo, aunque por algunas semanas la inscripción all-open correrá en marcha blanca sólo en Australia y Nueva Zelanda.

Creo que es peligroso tomar esta medida porque Gmail empezará a perder usuarios. Al menos mi abuela siempre dice: “El que llega sin que lo inviten, se va sin que lo echen…” y ella sabe mucho, sobretodo de licores.

Fuente: Googlesystem