AMD apuesta al volumen

AMD apuesta al volumen

por

Ante la evidente superioridad en potencia del Core 2 Duo sobre los procesadores AM2 -Mhz por Mhz- AMD parece haber decidido apostar nuevamente al cuociente precio/rendimiento que solía caracterizarlo y piensa conseguirlo no sólo con recortes de precio sino con aumento en el volumen de producción, una jugada con la que arriesgan a quedarse sobrestockeados de su propia mercancía.

¡Fab 36 a toda máquina!

Durante la primera mitad del año AMD ha producido 9.76 millones de CPU en cada trimestre, pero todo indica que esta crifra va en franco aumento. El sitio HKEPC indica que sumando la producción de la Fab36 que a fines de año estará plenamente activa, y la producción subcontratada a Chartered Semiconductor, AMD estaría llegando a una producción trimestral de 14.5 millones, para totalizar casi 46 millones de unidades durante el 2006.

Además de lo anterior, la cartera de productos de AMD también está cambiando su peso relativo. Si antes el grueso de la producción se lo llevaba el Athlon 64, y una fracción menor correspondía al Athlon 64 X2, hacia fines de año el procesador dual core pasaría a ser el más numeroso, enterando 6.68 millones durante el último trimestre, lo cual es más de lo que se proyecta como la producción de los primeros 9 meses para ese producto.

Otro que va en franco ascenso es el formato AM2. A partir del tercer trimestre (que ya empezó) este socket pasa a ocupar la mayor parte de la producción: un 52.4% de todos los CPU fabricados por AMD son AM2, mientras que los vetustos 939 y 754 se reparten el resto.

¿Enredado? Seguro que sí, menos mal que tenemos la siguiente tabla para ilustrar las variaciones:

Todo muy bonito pero… ¿Qué está pensando AMD? El aumento en la producción debiera obeceder a un aumento en la demanda. ¿Qué clase de pronósticos tiene AMD según los cuales la derrota frente al Conroe le permite seguir creciendo en volumen de ventas?

¿Cómo retener el mercado?

No estoy dentro de la cabeza de los ejecutivos de AMD ni me ha tocado ver los estudios de mercado que ellos manejan, y aunque por lo general hay una explicación para todas las maniobras que una empresa tome en esta industria, confieso que esta maniobra en particular me resulta desconcertante.

Estamos saliendo de una época en donde AMD disfrutó de dos características potentes: mejores precios y mayor rendimiento por Mhz. Intel supo sobrevivir resignando el menor dominio posible gracias a un enorme prestigio y a fuertes campañas de márketing. El resultado al cabo de al menos 3 años de esta situación fué que AMD creció en participación total de mercado, pero no logró revertir el liderazgo de Intel. Aunque a nivel de retailers AMD vendía más en determinado momento, al sumar las ventas de OEM como Dell que se manejaban sólo con Intel la firma azul retenía la mayor parte del mercado.

Para poder explicar cómo AMD proyecta seguir aumentando el volumen de ventas pese a que saben mejor que nosotros que ya no pueden decir que ofrecen más rendimiento por Mhz, y que nunca han tenido ni tendrán un presupuesto de márketing tan abultado como Intel, sólo quedan dos factores a los que apuntar. Primero, el prestigio acumulado en los años de gloria del Athlon 64. ¿Es este un activo fuerte? Para nada. Si convenimos que durante la generación saliente Intel se apoyaba en márketing para manipular la opinión de los menos entendidos, y AMD en hechos para cautivar a los más entendidos, este último es el mercado menos leal y más proclive a darse vuelta la chaqueta, porque obecede a los resultados evidenciados en los últimos reviews, que como sabemos favorecen a Intel.

¿Qué queda entonces? Por descarte, únicamente el liderazgo en precio. Aunque muchos han dicho que la actual guerra de precios apunta a la necesidad de ambas compañías de librarse del stock de procesadores anteriores (socket 939 y 754 para AMD, núcleos Presler, Cedarmill, Prescott y Smithfield para Intel) lo cierto es que tendría más sentido pensar que esta guerra apunta sencillamente en posicionarse como BBB y por lo tanto seguirá incluso cuando se hayan deshecho de los CPU más viejos.

Ahora bien, en las páginas del manual Microeconomía for dummies seguro hay un capítulo que explica que por las características de las curvas de oferta y demanda, tienes básicamente dos situaciones entre las cuales elegir: vender poco pero caro y vender mucho pero barato. AMD ha descartado lo primero porque sus números no justifican tratar de posicionarse como el CPU para la élite, así que le queda todo lo contrario: vender tanto como pueda para compensar el vender tan barato como la contabilidad aguante.

Vayan ampliando las bodegas

Pese a que la explicación anterior no es propiamente una explicación sino una tautología, repito que no estoy en la cabeza de los ejecutivos de AMD ni quisiera estarlo. Quiero pensar que las desiciones que toman obedecen a que conocen del negocio más que yo, y que han vislumbrado un escenario en que su participación de mercado para un precio dado se estabiliza y les permite sacar utilidades. Cualquier otra situación será una espiral descendente que los llevará a producir infinitos procesadores y venderlos por 0 pesos, pero todos sabemos que la empresa quebrará mucho antes o que el universo colapsará por la masa de los infinitos procesadores… algún límite debe tener el ciclo.

El problema, y esto puede que se les haya escapado a los gerentes de planificación, es que para los retailers la desición de compra no es indiferente del comportamiento del precio. Esto es, uno puede anticipar la demanda para un nivel de precios dado, pero no sabe en qué medida esta demanda se ve afectada por una externalidad como la suposición de una rebaja futura.

En otras palabras, las desiciones productivas de AMD pueden -y deben- estar basadas en demandas proyectadas en torno al precio de equilibrio, pero quién sabe si acaso están tomando en cuenta que a diferencia de lo que ocurría el primer semestre o de ahí para atrás, los retailers e incluso los OEM no están comprando en la misma cantidad, sino que compran lotes más chicos más frecuentemente, para asegurarse de no acumular inventario de un insumo que viene con tendencia a la baja. Entonces, si por un lado de la ecuación AMD está produciendo más, y por el otro los mayoristas están comprando menos en cada lote, el inventario adicional que los mayoristas no acumulan pasa a costarle plata a AMD, sencillamente porque el espacio no es gratis y en alguna parte hay que meterlos.

El ciclo debe regularizarse en algún momento y entonces todo volverá a la normalidad, pero cuando eso ocurra, de aquí a 5 meses, ¿no les queda a uds la sensación de que AMD habrá absorbido un enorme costo financiero para afirmar su apuesta?

Fuentes:
HKEPC
Digitimes
overclockers.com