Intel Core 2 Duo Roundup

Intel Core 2 Duo Roundup

por

Durante ya casi 6 meses, Intel se ha visto en el ojo del huracán, en las portadas de los medios tech, en la boca de todos y en los rumores de pasillo. Esta expectación no ha sido gratuita, sino que se debe a su nueva camada de productos.

Estos productos constituyen un cambio radical sobre sus anteriores productos y la primera reestructuración desde finales del año 2000 cuando salió a la luz la microarquitectura Netburst que eventualmente estaría presente en el Pentium 4.

El Conroe, protagonista de la generación que se estrena hoy, nace de un sistema concebido por un equipo de ingenieros de Intel basado en Israel, los cuales diseñaron pensando en procesadores de bajo consumo para equipos portátiles. El primer fruto de este equipo fué bautizado como Banias, y lo lanzaron a principios del 2003 con relativamente baja frecuencia, considerando que en esa época ya existia el Pentium 4 de 2.8GHz y BUS de 800Mhz, mientras el Banias en comparación no pasaba los 1700MHz y tenia un BUS de solo 400MHz. Aun asi su rendimiento era asombroso, y no solo mejoró la respuesta general de los portátiles, sino que afirmó increiblemente rápido el sistema que Intel llamo Centrino, el cual fue precedido de una campaña publicitaria muy agresiva.

La solución Centrino se conformó del procesador Banias que usó el nombre comercial Pentium M, el chipset i885G y la tarjeta WiFi Intel Pro/Wireless 2100 que terminaron como equipo siendo la plataforma por excelencia para notebooks debido a su excelente relación consumo/rendimiento.

Luego de Banias vino el Dothan el cual refinó el diseño y trajo consigo el proceso de fabricacion a 90nm, el doble de caché, 533Mhz de BUS y alguno que otro retoque. Finalmente y a principios de este año, Intel lanzo el Yonah, el cual ademas de ciertas mejoras internas es un procesador de doble nucleo. Aprovechando la inercia, Intel decidió lanzar una nueva plataforma basada en este procesador, un nuevo chipset y la evolución de la tarjeta inalámbrica Intel Pro/Wireless 2100.

De esta manera y llegando al centro del asunto, muchos se preguntaran ¿porque un cambio “radical”?, la pregunta parece fácil de responder.

Algunos dirán que 6 años es suficiente como para evolucionar, otros dirán que el cambio es natural, sin embargo, si lo pensamos bien si Intel es el mas grande productor de procesadores, abarcando la mayor parte de la torta y tiene el mercado por el mango, ¿Por qué cambiar?, ¿ Por qué invertir en una tecnología que en un principio estaba muy alejada de ser la candidata para reemplazar a sus buques estrella sobre 3GHz? ¿Por qué arriesgarse? Del abanico de respuestas posibles, la mayoría se ramifica, a su vez, en otra serie de interrogantes. Lo importante es enfocar el problema de la siguiente manera: Con todo y su liderazgo a nivel de participación de mercado, Intel estaba perdiendo muy rápido su popularidad.

El inicio del periodo de vacas flacas se inicio especialmente en el mercado retail, lo que repercute de alguna u otra manera en el mercado OEM. Uno de los responsables de esto fueron los problemas de calor en su paso a 90nm con sus nucleos Prescott, lo cual les trajo mas de un dolor de cabeza. Unido a esto, el rendimiento no mejoraba sustancialmente de modelo en modelo, si en algun momento tuvieron planeado procesadores que llegaban a la friolera de 5ghz, nunca pudieron superar los 3.8ghz debido a problemas que parecian imposibles de contrarrestar y porque la competencia se hacia cada vez mas fuerte. Sin embargo una de las causas que más parecen haber mermado esa demanda por Intel, ese descontento generalizado, fué la sensación para muchos de que Intel, a pesar de tener un prestigio muy bien ganado, ya no tenia la misma fuerza. La empresa como un todo ya no era vista con el mismo respeto de antes, ya no era una marca que respaldara sus gran inversión en tecnología, ya no cautivaba, ya no era cool, habia envejecido (independiente de lo respetable que es esa etapa en la vida de un mortal), en conclusión gran parte del mercado retail ya no confiaba en Intel.

El mercado había cambiado e Intel se habíia quedado atrás. Si antes el éxito de una empresa se cimentaba en su prestigio, estabilidad y confiabilidad, el escenario pasó a valorar lo extremo, lo arriesgado, innovador y jugado. El mercado ya no se movia sobre el siempre importante prestigio, sino que requería innovación, modernidad, dinamismo, que es lo que ha estado imperando los ultimos 5 años con el siempre hambriento de novedades mercado gamer y entusiasta.

Luego de muchos años utilizando la arquitectura Netburst y con su mente en Israel, Intel se decidió a cambiar la arquitectura de todos sus procesadores, y ocupar una misma base tanto en procesadores móviles, servidores y escritorio. Esta es la nueva microarquitectura Core 2 y hoy es el momento en que podrán ver si todo lo que ha sonado durante los últimos seis meses cumple con las expectativas.