Qué hacemos con ULI?

por

Cuando compras a una empresa que formaba parte de la competencia, tienes varias opciones: la cierras, la mantienes con vida, fundes sus lineas de productos con la tuya o la usas como conejillo de indias para probar la aceptación de productos dudosos.

En la siguiente noticia, todo lo que Nvidia ha hecho y hará con su recientemente adquirido ULI.

Desde que Nvidia compró a la firma taiwanesa ULI en Diciembre del 2005, los cambios en el escenario de hardware han sido prácticamente imperceptibles.

Si por ahí se rumoreó que Nvidia tomaría las ideas de ULI para sacar un chipset entry level que costaría dos chauchas pero sería completamente BBB. Otros dijeron que simplemente terminarían con los productos ULI y que absorberían a sus equipos de ingenieros para sacar otros productos, otros pensaron que la idea de Nvidia era únicamente cortarle los suministros de Southbridges a ATI, y finalmente no faltaron los que dijeron que todo era una jodita para videomatch.

6 meses después de la millonaria adquisición, que la verdad ascendió a no más de 52 millones, una bicoca en el mundo del hardware, Nvidia ha tendido a dejar la cosas tal como estaban y según nos hemos enterado hoy, en términos de marca y productos tampoco van a cambiar demasiado las cosas.

Básicamente, Nvidia percibe que ULI tiene productos muy apetecidos por el segmento menos pudiente del mercado, empezando por la célebre combinación de Northbridge 1695 y Southbridge 1567 que permite tener en una misma placa un puerto AGP y un PCIe de manera genuina, no como otras soluciones onda AGR en las que el AGP rinde como al 60% de su capacidad real.

Ahora bien, aunque Nvidia efectivamente percibe que hay mercado para ULI, no tiene la menor intención de permitir que se desdibuje su linea Nforce que ya está bastante consolidada y cuyas características están totalmente internalizadas por el público. La idea detrás de esto es que si Peugeot compra LADA probablemente le convendría más mantener la marca bien separada en vez de insertar por ejemplo al Samara entre el 106 y el 206 rebautizado como 1.5 06 con lo cual se pierde toda la uniformidad de la linea.

En pocas palabras, Nvidia ciertamente debe estar absorbiendo la experiencia de los ingenieros que venían de regalo en el pack de 52 palos, pero aunque su intención original fuera desechar el resto, en 6 meses ha asumido que vale la pena mantener a ULI con vida.

Y la otra razón era…

Bueno, como muchos sabrán, aunque ATI ha mejorado sobremanera su desempeño en la fabricación de chipsets, su mejor resultado lo ha conseguiro en el Northbridge RD480 y RD482, pero en lo que atañe a l os Southbridge SB400 y SB450, por ejemplo, ha tenido mil y un problemas y por tantas pifias muchos fabricantes que sacaron placas con chipset ATI, optaron por desechar el southbridge SB400 por un SB ULI, en donde los preferidos fueron el 1573 y 1575.

Pues bien, aunque Nvidia en un principio no quiso dar un golpe bajo, ahora que ATI tiene listo su SB600 Nvidia tuvo la excusa perfecta para cortarle los suministros.

Así las cosas, la maniobra de Nvidia logrará retrasar pero no anular la salida de placas con chipset ATI, particularmente RD580, puesto que el SB600 no está tan difundido como se quisiera y muchos fabricantes esperaban combinar el RD580 con el ULI 1575.

La puñalada de Nvidia llega en un momento en donde, pese a que Nvidia sigue teniendo por mucho la mayoría de los chipsets del mundo, la tasa de crecimiento de ATI es mucho mayor, mientras que los verdes se han estancado.

Fuentes:
The Inquirer, artículos 1 y 2.