Pagar más por un PC sanito?

por

No es un secreto que la basura electrónica va en aumento y que está hecha de materiales muy porfiados de degradarse.

La gente de Greenpeace por un momento abandonó a las ballenas e hizo un estudio sobre la voluntad de la gente a pagar más por un PC más amigable con el medio ambiente.

Nos estamos hundiendo en mugre

Pese a que la actitud del mundo frente a la contaminación ha cambiado desde los años 70 y 80, el problema dista mucho de desaparecer. De hecho, se podría definir que la situación actual es igual de preocupante que hace 25 años, pero ahora estamos mucho más asustados al respecto lo cual es positivo. Inútil, pero positivo.

Ya en Marzo del 2004 cuando el mundo era joven y el Mapocho era un torrente cristalino en donde la trucha salmonera nadaba en paz, en CHW habíamos anticipado que la industria de los PC y de los electrónicos en general es una de las más contaminantes del planeta, y aunque genera menos gases tóxicos que los motores de combustión interna, el repollo y la coliflor, a nivel de residuos sólidos es muy, muy dañina. En esa ocasión publicamos un artículo llamado El PC nos lleva al fin del Mundo.

Empecemos diciendo que el PC que usted tiene frente a su nariz (o a un costado del escritorio si es que frente a su nariz le impide leer esto) ocupa de por sí un espacio que abultará los vertederos cuando llegue el momento de botarlo… pero mucho más grave que eso, en su etapa de fabricación, y a diferencia de lo que ocurre con componentes electrónicos de menor complejidad, un PC genera 10 veces su volumen en basura… esto es, un PC que ocupa 0.05 metros cúbicos genera al menos 0.5 metros cúbicos entre wafers defectuosos, restos de PCB recortados y hoyos en mal estado.

¿Hoyos en mal estado? Claro que sí… esos PC que tienen ventanas o ventiladores en la carcasa, cree usted que se fabrican con hoyo incluído? Por supuesto que no, esos hoyos hay que hacerlos y no sólo hay que disponer del pedazo de metal que se libera porque, qué se hace con un hoyo cuando queda mal hecho? En el caso de la basura es cosa de hacer un hoyo en la tierra y echarla adentro pero que yo sepa no se puede guardar un hoyo dentro de un hoyo… de hecho la única manera de guardar 7 hoyos en un hoyo es meterse una flauta en el trasero pero no corresponde.

En fin, mejor no seguir ahondando en ese tema… porque lo importante es que los componentes que inciden en la fabricación de un PC son todos huesos duros de roer para la biodegradación. Materiales como el silicio, o metales pesados como el plomo y el mercurio son más venenosos que hacerse una transfusión con Magic Johnson.

La organización Greenpeace, que comunmente se dedica a encadenarse a la maquinaria contaminante o ponerse frente a los arpones de los barcos balleneros, esta vez optó por una movida menos radical y realizó un estudio sobre la disposición de la gente a optar por una computación más amigable con el medio ambiente.

Pueden descargar el informe principal del estudio de Ipsos Mori. Es curioso, no sé mucho latín pero creo que Ipsos Mori es como “muerte súbita”.

Ahora viene la parte en que me río de Greenpeace y digo que pese a todo lo que nos enseña la moral judeocristiana, no es la intención lo que vale sino los resultados… y porqué digo esto? Porque el estudio se basa no en proponer una solución, sino en investigar si acaso, en la eventualidad de existir una solución, estarían las personas dispuestas a pagar de más para financiarla. No me hagan caso, sólo pienso que Greenpeace recurre más a toques efectistas que a soluciones propositivas. Gústele a quien le guste, al menos puede usted quejarse de que no comparte la opinión de este columnista… siempre es mejor que quejarse de que los columnistas no tienen opinión.

Bueno, volviendo a lo medular, si existiera un PC Verde, más fácil de biodegradar y en cuyo proceso de fabricación se generara menos chatarra electrónica… estaría usted dispuesto a pagar de más? Cuánto?

El estudio entrevistó a más de 9000 personas en 10 países que no incluyen a Estados Unidos, y encontraron que dado un PC base de 500 libras esterlinas (más o menos 920 dólares) la gente estaría dispuesta a pagar los siguientes extras por un modelo “verde”:

* Mexico UK£32 (US$59)
* China UK£38 (US$70)
* Thailandia £47 (US$87)
* Inglaterra UK£64 (US$118)
* Filipinas UK£75 (US$139)
* Polonia UK£108 (US$198)
* Alemania UK£124 (US$228)

Por un lado parece natural observar que el bonus que la gente pagaría está en relación directa con el ingreso de cada país, pero, sin meterme a la problemática de la distribución del ingreso, pienso que haciendo la proporción sobre el sueldo mínimo, los países asiáticos estarían dispuestos a sacrificar una cantidad que para ellos es el ingreso familiar de un mes, mientras que en inglaterra, por ejemplo, 118 dolares no es nada.

En base a los datos del 2002, el salario mínimo en Inglaterra era de 1418 dolares mensuales y en china, 71 dolares. Vale decir que aunque parezca que en inglaterra son mas conscientes del medio ambiente, en realidad destinarían menos del 10% del salario mínimo a un PC menos contaminante, cuando en China destinarían proporcionalmente más de 10 veces esa cantidad.

Pensemos que Asia es el continente en donde más se fabrican componentes de PC. Si en un principio dijimos que un PC genera 10 veces su volúmen en chatarra en el proceso de fabricación… adivinen donde queda esa chatarra.

Otros datos que se obtuvieron del estudio fueron por ejemplo que en todos los países, salvo Polonia, la gente piensa que los PC son un producto menos contaminante que otras industrias. También preguntaron a la gente sobre quién tendría la responsabilidad de disponer de la chatarra electrónica peligrosa, y un 49% dijo que debían ser los mismos productores. Un 16% dijo que era responsabilidad del dueño del PC, un 12% dijo que debían ser las tiendas de retail y un 13% apuntó al gobierno. Como el lector con algo de sentido común habrá comprendido, eso significa que hay un 84% de la gente que piensa que la contaminación que generará su PC el día que decida tirarlo es problema de otro.

Fuente: Ars Technica
Estudio Salario Mínimo, Noticiasdot.com.es