Opteron 165

Opteron 165

por

Como todos sabemos la serie Opteron de AMD siempre ha sido sinónimo de procesador para servidores o estaciones de trabajo, lo que se traduce a costos elevados y lejanos a los bolsillos de personas entusiastas como nosotros.

Introducción

Con esto queremos decir que este tipo de procesadores no son para el usuario común, son los procesadores que AMD destina a un mercado más específico tal como al que Intel apunta con el modelo Xeon, aplicaciones y usos que requieren características extras como, por ejemplo, memoria caché L2 y L3 adicionales o soporte multiprocesador, las cuales son para un público más reducido.

Con la aparición del socket 939 AMD ha hecho desfilar un sinnúmero de procesadores o nucleos, y revisiones que hacen diferencia incluso dentro de un mismo nucleo (Winchester, Venice, San Diego, dentro de los más conocidos). En los últimos meses con la llegada de los procesadores Dual Core (serie Athlon 64 X2, core Toledo y Manchester con caché L2 recortada y menores velocidades, por ejemplo) se ha visto una nueva etapa por así decirlo en los procesadores de escritorio, pero gracias a la planificación que AMD delineó para la presente generación, y a la presencia del controlador interno de memoria, los usuarios hemos podido ir upgradeando entre distintos nucleos sin vernos en la obligación de cambiar de placa madre.

Y hablando de esta posibilidad de cambiar de CPU sin cambiar placa, AMD ha llevado este concepto aún más lejos con el Opteron 165 Dual Core. La gracia de este procesador es que se diferencia con el común de los Opteron de estación de trabajo (WorkStation) y está emparentado más bien con los Athlon 64 X2, pues es socket 939 y completamente compatible con la mayoría de las placas para Athlon 64 (el común de los Opteron fue diseñada para socket 940 con serie 200’s), y soporta memorias DDR SDRAM contra las habituales ECC SDRAM del Opteron para servidores.

Si el lector se interesa en el concepto de procesadores Dual Core, le advertimos que el tema ya se ha tratado en reviews anteriores, y como no somos amigos del “relleno” lo invitamos a leer el review del Athlon 64 X2 4800+ para quedar perito en Dual Core. Lo que es ahora, en el presente review nos centraremos en la oportunidad de tomarle el peso al Opteron 165, originalmente pensado para tareas mucho más exigentes que el uso de escritorio, pero por esos milagros del márketing, ahora presente y accesible para este uso. Tendrá un rendimiento descollante o nos decepcionará, demostrando que nunca debió salir de las aplicaciones para las cuales fué originalmente concebido?