Enfrentar un Ciberdesastre

por

¿Se han preguntado qué pasaría si de un momento a otro colapsa la internet? ¿Está el mundo preparado para prescindir instantáneamente de ella en sistemas de tráfico terrestre y aéreo, operaciones bancarias y bursátiles, y navegación por CHW?

Mad Max no es tan improbable

El escenario post apocalíptico de algunas películas ochenteras como Mad Max o Escape from N.Y. se basaba, creo yo, más que nada en el temor constante a que la guerra fría nos llevara a una involución en donde se perdiera la civilización occidental y retornáramos a una barbarie ciber-medieval.

La cosa es que para plantearte un escenario así tienes que responder básicamente dos preguntas: el qué y el cómo. En teoría también debieras responder el cuándo pero para ser sinceros esa respuesta siempre fue tan vaga que terminó por perder importancia y por último da lo mismo.

El cómo estaba bastante claro en esa época: una guerra lo suficientemente devastadora, posiblemente nuclear, entre USA y la URSS, destruyendo la organización de la sociedad occidental. Y el qué, bueno, está implícito, es ese retorno a la barbarie.

Es cierto que luego la guerra fría se acabó y la amenaza de un holocausto nuclear se ha vuelto más improbable… con lo cual el cómo se diluyó… pero el qué en realidad persiste, y es un tópico que no proviene de la guerra fría ni mucho menos, sino que está presente en el imaginario del hombre desde tiempos ancestrales. Es lo que yo llamo “la teoría del señor de las moscas” por el libro de William Golding, y es que en términos generales, toda la modernidad que vivimos es un barniz delgado y frágil que recubre a los mismos cro-magnones que éramos hace 20.000 años. Nos quitas la electricidad, el agua potable, el gas de cañería y en 6 meses andaremos barbones y con garrotes por el mundo.

La teoría puede ser demasiado pesimista o derechamente alarmista, pero tampoco importa mucho para el artículo de hoy, porque independientemente de lo que yo pueda pensar, algunos de los empresarios más power de gringolandia se juntaron a hablar de algo bastante cercano a lo que digo.

Los que mueven los bolsillos del mundo

La Mesa Redonda de los Negocios es un “club” que reune a representantes de 160 empresas tan importantes como HP, Sun Microsystems y IBM, pero aunque hasta aquí pareciera que son sólo empresas tech te cuento que también están Coca Cola, Walmart y General Motors.

Si uno suma el peso de estas empresas, hablamos de una facturación conjunta de 4.5 trillones de dolares al año, y de una fuerza de trabajo de 10 millones de personas. Los movimientos de estas empresas constituyen algo así como un tercio de todo lo que mueven las bolsas gringas.

Habiendo explicado que no son ningunos aparecidos, diremos que este club discutió si acaso el gobierno gringo está preparado para un ciberdesastre. ¿Qué sería un ciberdesastre? A grandes rasgos, un desastre de tipo terrorista, hackerístico o en realidad de cualquier otra índole que echara abajo la internet de una manera que no fuera trivialmente reparable.

Al no estar realmente preparadas para algo así, muchas industrias e instituciones, incluyendo la salud, el transporte, las telecomunicaciones, los bancos y muchos otros rubros, se quedarian francamente en el aire, de manos atadas y sin capacidad de reacción.

Los portavoces explicaron que no hay una verdadera política gubernamental acerca de qué hacer en caso de un desastre similar, y aunque las empresas privadas tienen en algunos casos planes de contingencia individual, tampoco hay una planificación explícita para interactuar entre sí a nivel de industria con miras a reparar un daño como el descrito.

En un documento emitido por la Business Roundtable, se pidió al gobierno tomar una serie de medidas a saber:

  • Fijar un sistema de alerta temprana, igual al que existe para huracanes o inundaciones, destinado a avisar con la anticipación que se pueda un desastre informático.
  • Instaurar una política que defina claramente el rol de los distintos actores de la empresa privada y las instituciones estatales en el caso de una disrrupción de internet.
  • Establecer programas de entrenamiento formal para enfrentar cyber desastres.
  • Destinar más fondos federales a la cyber seguridad.

    Aunque existe un U.S. Computer Emergency Readiness Team, (US-CERT) encargado de la ciberseguridad, los voceros explicaron que recibe únicamente un 0.2% del presupuesto de la Oficina de Seguridad Interior gringa, y pidieron que se mejorara este aspecto.

    La cosa es, querido lector, que el ejemplo gringo es bastante revelador. Si el estado más poderoso y paranoico del mundo no está realmente preparado para enfrentar una disrupción masiva de internet… ¿Cree usted que el resto del mundo tiene alguna clase de plan de contingencia por si acaso un día nos levantamos por la mañana y ¡tate! alguien botó la internet de una vez por todas?

    Fuente: CNET