The Linguini Incident

The Linguini Incident

por

Mientras más avanza la arquitectura de computadores, más crece la brecha entre su eficiencia y la del operador, lo que equivale a decir que la mitad que está detrás del teclado no evoluciona demasiado rápido que digamos.

Para esto, nada mejor que un bio-plug, no creen?

Lo importante es el viaje, dicen

La diferencia entre un cabro chico que viaja a Temuco y un adulto mayor que viaja a Temuco es que el primero pasa todo el viaje preguntando: ¿Cuánto falta? mientras que el segundo disfruta el viaje paladeando el paisaje, mirando las vaquitas pastar junto a la carretera, los viñedos que crecen en las laderas de los cerros, la vegetación que se vuelve exuberante a medida que uno se aproxima al destino… al final, lo importante de ese viaje no es el destino sino el viaje en sí, porque el destino puede ser cualquier lugar y al final es una prolongación de nuestra ubicación actual, o dicho de otra manera, todos los destinos son el mismo destino, y en cambio cada viaje es único y es irrepetible.

Visto de esa manera, el ejercicio de leer el Quijote de la Mancha es un placer no por obtener la historia como quien colecciona un CD con información, sino por el deleite de saborear cada letra y hacer durar cada página hasta la eternidad. De más está decir que el libro sería mejor si el inculto de Cervantes hubiera sabido escribir… qué es eso de “facer”? cualquiera sabe que hacer se escribe con h. Pero la idea es la misma: qué pasaría si tuvieras la oportunidad de que un mentalista te introdujera (epa!) que te introdujera directamente el conocimiento del Quijote en unos pocos segundos? probablemente sería el método ideal para afrontar una prueba de Castellano cuando no has leído el libro ni tienes tiempo para hacerlo, pero renunciarías al placer de leerlo de a poco, unas cuántas páginas al día, digiriendo la información y trenzándola con tus propias vivencias. Es como lo que vive Neo en la película Matrix, cuando le cargan en memoria la aplicación Kung Fu y se ahorra años de aprendizaje.

Qué es lo valioso entonces? Más allá del grosero sentido de inmediatez, pienso que un maestro de Kung Fu nunca optaría por ahorrarse sus años de aprendizaje para aprender todo lo que sabe mediante un simple Upload, porque de nuevo, el viaje es mejor que el destino. Sin embargo, la tecnología es un acorazado que avanza aunque a algunos no les guste, y este es un aspecto en que francamente estaba en deuda.

El ejemplo de Neo aprendiendo King Fu no es único. El mismo actor personificó a Johnny Mnemonic, un mensajero que cargaba información confidencial en su cabeza mediante un simple upload. Pobre Mnemonic, no tenía plata para un pendrive y tenía que meterse la info en el mate. Por otro lado, la exquisita Jennifer Jason Leigh se conectaba a Existenz, un juego de realidad virtual, mediante un bio-plug en la médula espinal.

La idea es la misma y por el momento suena utópica, pero sí es cierto que mientras más avanza la tecnología y la potencia de los computadores, más patente es el hecho de que el mayor lastre para su uso es el hecho de que los usuarios seguimos siendo igual de lentos que siempre. Se hace necesario, entonces, buscar maneras de salvar el obstáculo de nuestra lentitud.

Academia de la Lengua

Puede que en teoría la mejor idea para subir información al lóbulo frontal sea chantarse un cable trifásico en plena maceta, pero por otro lado este asalto directo puede ser peligroso o al menos bastante doloroso. Un método indirecto puede funcionar mejor y tal como dicen que al corazón se llega por el estómago, en este caso al cerebro se llega por la lengua.

El Florida Institute for Human and Machine Cognition está viendo los primeros frutos de un proyecto de interfaz neural que empezó hace 30 años. Este Brain Port usa 144 microelectrodos que transmiten información a través de fibras nervosensibles en tu lengua, permitiendo que otros dispositivos se valgan de esta interfaz para mandar diversas clases de estímulos.

parece un cepillo de dientes… es curioso, yo me cepillo la lengua a veces

Una de las primeras aplicaciones del invento se empezará a experimentar durante el presente Mes del Mar, cuando buzos de la US Navy lo empiecen a usar para -supuestamente- adquirir un sexto sentido tipo sonar de manera de incrementar su sentido de orientación sub acuática.

Por ahora, la experimentación con este bioestimulador lingual ha permitido que sujetos ciegos puedan distinguir figuras, hacerle el quite a obstáculos y reconocer rostros. Sin ir más lejos, se comprobó que un ciego equipado con este dispositivo ve en promedio un 20% más que un juez de línea de Copa Davis.

Dicen en el instituto a cargo de la investigación, que el invento puede transmitir directamente a tu cerebro imágenes en modo nocturno, señales de radar, audio incrementado, olor a pino silvestre y mensajería instantánea… cosa que dejará más que obsoletos esos lentes de visión nocturna tipo Metal Gear Solid.

Fuente:Digit Life