No te metas conmigo, soy cinta negra!

por

Aunque ya nadie compra música en cassette, los videoclubes casi no tienen VHS y el precio de los discos duros ha bajado tanto que el almacenamiento en cinta parece cosa del pasado, en realidad está más vigente de lo que podríamos pensar.

Del célebre anecdotario del Tio Amenadiel

Supe una vez de un pirata que vendía juegos en el sector de las Torres San Borja.. y era tan evolucionado y tenía tantos juegos que los discos duros no le daban abasto, así que había optado por unidades de respaldo en cinta.

Lo molesto es que -supe entonces- la accesibilidad de los datos que están en cinta no es inmediata como ocurre con los discos duros, por lo que era necesario vaciar estas cintas -o parte de ellas- a un disco duro para posteriormente pasar los datos a disquette (era la época del disquette de 5 y 1/4).

Desde esa vez quedé algo contrariado con el concepto. En una época de alta tecnología -pensé yo- en que existen CD y discos duros… el almacenamiento en cinta parece un arquetipo de una generación anterior. En ese tiempo seguía siendo común comprar música en cassette y arrendar cassettes de VHS en el Errols, pero computadores con cintas? Naaah ese pirata se había quedado en el pasado.

Con el tiempo aprendí que hay veces en que la cantidad de información es tan grande y su rotación tan pequeña (en el sentido de que una vez archivada nadie vuelve a tocarla) que no vale la pena mantenerla en un dispositivo como el disco duro en donde el privilegio de poder meter y sacar información en forma instantánea tiene su precio.

Qué pasa hoy, en esta época de portentos en que hace rato que bajamos de la frontera sicológica de 1 dólar por Giga? Todavía vale la pena mantener información en un medio como la cinta que dificulta su eventual extracción? Sorprendentemente, todavía vale la pena, querido lector.

El rey del metro cuadrado

Si Carlitos Cazsely era “El Rey del Metro Cuadrado” por sus gambetas con la pelota de futbol en espacios limitados, habría que darle a IBM el premio del Rey de la Pulgada Cuadrada.

Resulta que por allá por el año 2002 IBM batió el record mundial de densidad de información al almacenar 1 billón de bits en una pulgada cuadrada. Pues bien, actualmente IBM ha roto su propio record al basarse en un polímero recubierto desarrollado por Fujitsu y meter nada menos que 6.67 billones de bits en una pulgada cuadrada. Dicen que la pobre pulgada llegó a ponerse redonda de tanta información, hay que ver.

Dijeron en IBM que según sus proyecciones, por ahí por el 2011 pretendían tener un producto comercial con esta tecnología y se trataría de cartridges de cinta de 8 Terabytes de capacidad. Eso es 10 veces más que el formato actual.

Cindy Grossman, IBM VP de la divisón Tape Storage, dijo que esto demuestra que el uso del respaldo en cinta como el medio más eficiente en costo y espacio -lo cual sigue siendo una redundancia porque el espacio también se refleja en costo- lejos de la impresión de quienes predican que ya no tiene sentido el uso de este formato. Sin ir más lejos, el costo de almacenar información en cartridges de cinta sigue siendo entre una quinta y una decima parte de lo que cuesta hacerlo en un disco duro.

Bueno, comentario al margen ya que hemos estado discutiendo las “frases célebres” en el foro, las palabras de Cindy Grossman fueron que “el respaldo en cinta cuesta entre una quinta y una décima parte por gigabyte almacenado”, así que hemos de suponer que si lo mides en megabytes puede ser entre una séptima y una decimotercera parte.

Fuente: Techworld