El que esté libre de culpas…

El que esté libre de culpas…

por

Aunque la MPAA (Motion Picture Association of America) tiene un derecho legítimo a defenderse de las violaciones a los derechos de autor de los productos que ilegalmente se comparten en sitios P2P, también está sujeta a leyes que limitan su cruzada.

En esta ocasión, TorrentSpy los está demandando por obtener datos de manera ilegal.

El ladrón detrás del juez

Muchos son los ejemplos en que por tratar de cobrar justicia por la propia mano, personas que legítimamente intentan defenderse se exceden y terminan metidos en problemas con la justicia. Aunque en general la policía se presta para hacer la vista gorda cuando, por ejemplo, un ladrón o carterista resulta golpeado por transeúntes que lo pillaron robando, en rigor cualquier otro acto que no sea aprehender al delincuente y entregarlo a la justicia es en sí mismo un delito de agresión, y correspondería que los que lo golpearon fueran detenidos.

Al respecto, la opinión pública siempre es despiadada con los criminales e impera un sentido revanchista que se apoya en que la justicia es demasiado blanda. Ante lo fácil que un ladrón recupera la libertad, parece justo que al menos se lleve una buena paliza de parte de la ciudadanía.

Sin embargo, intentando ser magnánimo incluso con los malos, si tenemos leyes es por algo, pienso yo. Aunque reina la sensación de que la ley es demasiado blanda, y que estamos perdiendo la batalla contra los delincuentes, pasar por encima de la ley nos convierte en una sociedad barbárica, en donde cada cual aplica su propia visión de justicia y termina haciendo lo que le place.

Al respecto, la MPAA pelea una guerra de larga data con todas las aplicaciones P2P y los sitios que les sirven como depósito, y sintiendo que pelean contra un enemigo tan difuso y en perenne renovación, no dudo de que apelan a medios no muy santos para abrirse camino. Lo que pasó esta vez fué que para su demanda contra TorrentSpy consiguieron que alguien les pasara datos "a la mala" de manera de tener un caso más sólido. Ahora TorrentSpy los ha demandado de vuelta y esto puede significarle un serio revez a la asociación que custodia los derechos de autor.

Covert Ops

La demanda fué presentada por la compañía madre de TorrentSpy, Valence Media, junto con los empleados Justin Bunnell, Forrest Parker y Wes Parker. Ellos alegan que la MPAA consiguió información de manera fraudulenta para usar contra ellos en la demanda que la asociación norteamericana les presentó el 23 de Febrero de este año por perjuicios económicos derivados de su actividad de facilitación de la piratería.

La demanda dice que el vicepresidente de la MPAA Dean Garfield, quien además opera como consejero legal de la asociación, en Junio del 2005 sobornó por un monto de 15.000 dólares a un ex empleado de TorrentSpy para que éste le consiguiera información confidencial con la cual él pudiera solidificar su caso contra el sitio de P2P. Adicionalmente, a este soplón se le ofreció protección contra cualquier perjuicio que sufriera en el futuro como consecuencia de su complicidad.

Entre el material que este soplón logró conseguir se cuenta lo siguiente:

  • Planillas de Excel que contienen los ingresos y egresos monetarios de TorrentSpy desde Enero a Junio del 2005.
  • Correos electrónicos confidenciales de los principales ejecutivos de Torrentspy.com/Valence Media, incluyendo correos de caracter personal como direcciones de residencia, información bancaria particular de los ejecutivos, contactos con clientes que avisan en TorrentSpy, y muchas otras cosas.
  • Fotos y screenshots que revelan información del funcionamiento y operaciones de los servidores de Torrentspy, las direcciones IP de cada uno, las instalaciones que los alojan, las estructuras de archivos, etc.
  • Archivos que contienen la configuración de los servidores.
  • La facturación de Torrentspy.com hacia sus clientes y otros datos comerciales secretos.

    Aunque la MPAA refutó las acusaciones, y en palabras de Kori Bernards, vicepresidente de comunicaciones corporativas de la MPAA, "TorrentSpy sólo intenta desviar la atención del hecho de que están cometiendo un robo", puede que TorrentSpy tenga ahora una excelente herramienta para contraatacar, toda vez que este hacker sobornado tuvo un arranque de honestidad y le soltó la pepa a sus jefes de Valence Media.

    Sea como sea que termine este nuevo capítulo, la MPAA saldrá dañada por el sólo hecho de que una empresa que defiende los derechos de autor de sus representados se habría desgraciado a sí misma al recurrir a lo que de alguna manera constituye un pirateo a la información privada de otra compañía, por muy turbio que sea el negocio de TorrentSpy.

    Al final, queridos contertulios, es importante lo que haces por defender tus derechos, pero también es importante el cómo lo haces, y pasar por encima de la ley para defenderte de un criminal te convierte en otro criminal. Son las ironías de este sistema que mal que mal inventamos para que no se nos chacreara todo el panorama.

    Desde su escritorio en Sanhattan informó

    Amenadiel, Press VP.

    Fuentes:
    CNET
    Slyck