EPOX 8NPA SLI vs ECS KN1 SLI

por

Desde que apareció la tecnología SLI, el aspecto más llamativo y novedoso fue poder ver ya no una tarjeta tope de línea rompiendo récords, sino dos tarjetas tope de línea funcionando en SLI rompiendo récords, billeteras y de paso a la competencia.

Pero lejos de estar orientada a batir marcas mundiales de 3DMark, la tecnología SLI apuntaba más bien a proporcionar escalabilidad y es por eso que su nombre significa Scalable Link Interface. La idea de Nvidia, entonces, era convertir cada posible combinación SLI en un modelo intermedio entre un nicho y el siguiente.

En este sentido, si en un principio pocas personas tenían plata para optar por dos VGA mainstream ni mucho menos dos de gama alta, en este minuto la generación GF 7 ha empujado a la generación 6 un peldaño más abajo, por lo cual las tarjetas GF6 capaces de hacer SLI (6600 hacia arriba) pueden adquirirse por pares a un precio más conveniente que una sola unidad de gama alta, completando así un segmento que antes de SLI no existía.

El complemento perfecto para dos tarjetas SLI de precio conveniente es, entonces, una placa madre capaz de ofrecer SLI por un precio similar a lo que cuesta una placa Nforce 4 Ultra. ¿Es esto posible? Lo es, y en este análisis haremos competir a dos soluciones que aterrizan el concepto de PC Gamer a un nivel alcanzable para el bolsillo de (casi) todos.

La primera de estas tarjetas es una opción para Socket 939 proporcionada por ECS. La ECS KN1 Extreme ofrece todas las características de una placa madre de lujo incluyendo no sólo SLI sino SATA II, Firewire, Sonido de 8 canales, etc etc por un precio muy conveniente.

La segunda placa que analizaremos es un hallazgo todavía más especial, puesto que de la mano de Epox trae la tecnología SLI al mundo Socket 754, corral en que hasta ahora había estado relegado a las VGA corriendo en solitario. Es la Epox 8NPA SLI.

Resumiendo, todo lo que necesita un entusiasta de presupuesto limitado para tener un computador SLI deriva de los siguientes factores:

  1. La baja de precios en tarjetas de video SLI ready (6600gt/6800) gracias a las nuevas generaciones (7800/7900).
  2. La posibilidad de hacer SLI sin el puente lo que permite usar tarjetas más económicas como las Geforce 6600
  3. Placas madre SLI a precios muy competitivos como la ECS KN1 SLI y Epox SLI 754 que entre las dos cubren ambos sockets.
  4. Un análisis que termine de despejar las dudas y te convenza de que SLI no es sólo para ricos.

Como podrás suponer, no tenemos el poder de afectar ninguno de los primeros tres puntos, pero el cuarto, bueno, es nuestra especialidad y a continuación te lo vamos a demostrar.