Agua con Memoria

Agua con Memoria

por

Agua que no has de beber, déjala correr. Esta metáfora indica que la forma del agua es como la memoria volátil: efímera e inconstante.

Sin embargo, puede que en pequeñas aplicaciones esto no sea así. ¿Que pasa si les digo que es posible que en un futuro tu disco duro sea de agua?

Agua + Electricidad = ?

La última vez que apagé la luz del baño con las manos mojadas mi madre me retó por gil y porque estaba viendo su teleserie cebollenta justo cuando José António estaba por besar a María de los Ángeles, novia del hermano, ahí fue cuando entendí que electricidad y agua no se mezclan.

Luego de más grande pude comprobar que los aparatos eléctricos en el agua tampoco se llevan muy bien. Mi antiguo nokia sufrió una parálisis cardio-respiratoria al sucumbir bajo las fuertes corrientes submarinas existentes en el “water” (aka excusado)…todo pasó muy rápido, no pude salvarlo…*snif*

Luego gracias a que soy muy astuto (como ya se habrán dado cuenta) logré deducir que si le echamos un balde de agua a nuestro computador quizás no sea muy saludable para nuestros bolsillos. Además es probable que si le echamos un vaso de agua a nuestro disco duro es muy posible que perdamos toda la colección de porno y piraterías varias, lo que tampoco es bueno.

Pero lo que les voy a escribir quizás cambie todo eso porque es posible de que si le echamos una gota de agua del porte de una cabeza de alfiler quizás no sea tan malo.

La Ciencia Loca

Un equipo de científicos de las universidades de Pennsylvania, Drexen y Harvard lograron encontrar una novedosa forma de estabilizar ferro electricidad en nanoestructuras simplemente aplicando una terminación superficial con agua. Los materiales ferroeléctricos son materiales “inteligentes” ya que tienen dipolos locales que se pueden prender y apagar para codificar y almacenar información.

“Es impresionante ver como un único alambre de apenas algunos átomos de ancho es capaz de actuar como un elemento de memoria, bipolar y estable”, afirma Jonathan Spanier, professor asistente de la Universidad de Drexen.

Spanier y sus colegas lograron demostrar que utilizando agua son capaces de estabilizar bits de datos en segmentos de alambres de óxido de tan solo 300 nanómetros.

En esta investigación liderada por Hongkun Park de Harvard y Andrew Rappe de Penn, estaban haciendo experimentos para analizar los efectos de ciertos tipos de moléculas en la estabilidad de la ferro electricidad en partículas de tamaños variables. Es en esta investigación es donde encontraron que la adición de algunas moléculas de agua en la superficie de estos alambres estabilizaban estructuras se mucho menor tamaño de los que ellos pensaban.

Si esta tecnología se desarrollase, sería posible alcanzar una densidad de almacenamiento de 100,000 terabits en un centímetro cuadrado. Para ejemplificar esto, se pueden hacer las siguientes analogías. Un iPod Nano sería capaz de tocar música por 300,000 años sin repetir ni una sola canción o se podría ver un video con calidad de DVD por 10,000 años si repetir una sola escena.

Fuentes:
The Inquirer
University of Pennsylvania