DFI RDX200

DFI RDX200

por

Todos sabemos que hace un tiempo nVidia dio un batatazo al mercado al momento en que saco el Nforce4 + SLI, justo en el instante en que ATI, después de una temporada muy buena donde reafirmó la marca, se habia dormido en los laureles.

Los Canadienses vieron como el mundo se les venía encima con su contricante verde demostrando un producto novedoso y volviendo al top de rendimiento valiéndose del expertise y de la presencia que tenian en un mercado en el que los canadienses con suerte daban sus primeros pasos, el mercado de los chipsets.

Un año completo tuvo que pasar antes de que ATI pudiera contraatacar con su chipset Xpress 200 Crossfire, el cual se convirtió en la respuesta que ATI necesitaba para ofrecer una solución equivalente a la de Nvidia. En efecto, al igual que hace la tecnología SLI, la Crossfire de ATI permite habilitar el funcionamiento de dos tarjetas de video en paralelo.

El “pero” está en que la empresa canadiense aún no acierta a tener una cuota de distribución masiva de sus tarjetas de video Crossfire Edition, por lo que aún cuando tuvieran suficientes placas en el mercado habilitadas para correr con tecnología Crossfire, todavía sería virtualmente impracticable poder disfrutar de ella. Esto llevó a ATI a intentar penetrar en el mercado en primera instancia ofreciendo una placa de gama alta, con gran potencial de overclock, con grandes prestaciones, con un buen look y con la promesa del multirendering at-portas, ¿La fórmula? Lograr partnership con los mejores fabricantes de placas del momento, en especial con DFI.

DFI a pesar de no ser de una las empresas que mas venden (first tier) como los gigantes Asus, MSI o Gigabyte, a traves de los últimos meses se ha vuelto una marca de elite, una de las marcas con mas renombre en el mercado de placas madre para entusiastas a nivel mundial, fundada en 1981 por Y.C. Lu tiene sus Headquarters (oficinas centrales) en Hsi-Chih Town, Taiwan.

Desde hace no mas de 4 años y en especial a partir del nForce 2 y socket A que DFI comenzó a cimentar su fama como el producto insigne del overclockero amateur, semi-pro, profesional e insano, llegando a coronarse a la entrada del Nforce 4 definitivamente como el mejor fabricante de placas madres para entusiastas y gamers en lo que al segmento AMD se refiere, y uno de los mejores para placas Intel, gracias a sus opciones únicas en cuanto a settings de bios, voltajes extremos, diseños espectacularmente tecnosexuales (modelos lanparty) y calidad del más alto nivel.

Esta vez fuimos nerviosos testigos de la llegada de las últimas joyas que DFI ha fabricado, la primera placa madre basada en el nuevo chipset de ATI Xpress 200 CrossFire que trae todas las opciones que nosostros los overclockeros y gamers apreciamos incluyendo la tecnología Crossfire que puedes ver en profundidad aquí

La pregunta es inevitable: cómo anda en comparación con su equivalente con chipset nForce 4?