Abit cierra un capítulo

por

La marca que otrora fuera sinónimo de calidad insuperable en placas madres le pone la guinda a una larga temporada de tribulaciones financieras y malos resultados: la división completa de placas madres ABIT está siendo adquirida por USI, un fabricante OEM.

El perfecto discriminador

El negocio de Abit empieza a parecerse al caso hipotético del discriminador perfecto, el vendedor que es capaz de conseguir vender su producto al máximo precio que es capaz de pagar cada cliente. En otras palabras, es como un vendedor puerta a puerta que consigue meter sus enciclopedias al triple del precio de lista en el barrio alto, pero vende al costo en los sectores más populares. Al final, no sufre de poca clientela como un vendedor uniformemente caro, ni renuncia al grueso de las utilidades como un vendedor uniformemente barato.

Bueno, el caso de Abit se empieza a parecer a este ejemplo, porque después de lo que vienen siendo ya más de un año de resultados adversos, ha tenido que ir vendiendo partes de la compañía para tapar los hoyos financieros, pero a medida que se van hundiendo rebajan cada vez más el precio de esas ventas parciales.

Aproveche antes que quiebre, digo, antes que se agote!

Las vueltas de la vida… hace poco menos de un año les contamos que Abit entraba con todo en la arena Athlon 64 al ofrecer una versión de su línea Fatal1ty para Socket 939 con Nforce 4.

El tiempo fué pasando y pocos meses después Abit era parcialmente adquirido por la empresa Wan Hai Lines. En esa ocasión, el cliente adquirió un 23% de la empresa a cambio de 13 millones de dólares. Desde ese entonces, el precio por acción ha experimentado bajas de un 70%, tanto así que en la recién anunciada venta, USI pagaría sólo 10.5 millones de dólares por toda la división de placas madres, que no sé qué proporción de Abit represente pero de seguro es más que un 23%. En todo caso el cálculo no es tan fácil de hacer, porque junto con los 10.5 millones de acciones USI está añadiendo al pack la cantidad de 20 millones de acciones USI preferenciales, y quién sabe en cuanto se estén transando. En conclusión, de finanzas no entendemos nada pero de que Abit está vendiéndose por dos chauchas, lo está.

Con la venta de la división de placas madres, Abit podrá aliviar su hoyo financiero, pero de todos modos no alcanza para pagar la totalidad de sus pasivos. Según lo que reportamos en esta noticia de fines del 2005 igual le quedarán deudas por casi 50 millones de dólares.

Me pregunto si los inciertos negocios remanentes que Abit no vendió en este trato alcanzan para aspirar a pagar esa deuda antes de que les embarguen lo que sea que conservaron.

Acerca del comprador

Los que tienen una larga historia como seguidores de Abit en este momento están diciendo: al carajo con la firma, quiero saber qué tal son los que se encargarán de las placas de ahora en adelante.

Les cuento que USI es una empresa que hasta ahora funcionaba como fabricante OEM para los equipos IBM, léase Lenovo. En otras palabras las placas marca chancho que los computadores IBM traían en realidad eran fabricadas por USI y reetiquetadas como IBM.

CY Wei, presidente de USI, dijo que: “Las placas madres han sido hasta ahora la parte más importante del negocio de USI, y esperamos que mediante la adquisición de Abit podamos aprovechar su excelente posicionamiento como marca y sus sólidos canales de abastecimiento, difusión y venta en asia, europa y américa, cosa de aumentar nuestra participación y convertirnos en un fabricante Tier 1”. Cualquiera que lo escuchara pensaría que el Sr. Wei no sabe que Abit ha ido de mal en peor durante el último año, pero hey, la esperanza nunca se pierde.

fuente:
Digitimes