Simpletech Bonzai XPress

Simpletech Bonzai XPress

por

Ya quedan pocas semanas para la navidad y es la hora de elegir regalos para nuestros seres queridos. Lamentablemente para quienes tienen amigos cercanos a la tecnología muchos de los potenciales regalos pueden llegar a costar una considerable cantidad de dinero.


Sin embargo, el regalo ideal para un adicto a la tecnología y que puede entrar en un presupuesto reducido son las ya famosas unidades de almacenamiento flash, más conocidas como pendrives. Los pendrives nunca sobran, son el diskette del siglo XXI y cualquier techie que se considere como tal debe tener al menos uno.

Hace algún tiempo comparamos en nuestros laboratorios los productos insignias de Corsair y Kingston. Esta vez viene un tercer rival a probar si tiene pasta para pasar las insufribles pruebas que le tenemos preparadas. Señores, señoras y señoritas les presento el SimpleTech Bonzai Xpress.

SimpleTech, Inc. (Nasdaq: STEC) es una empresa de desarrollo y manufacturación que ofrece memorias y soluciones de almacenaje para hogar y oficina. Dentro de sus productos de almacenaje se encuentran discos duros portátiles y también de sistemas de estado solido. Su linea de pendrives se llama Bonzai y probaremos su modelo de 512mb.

Primera Mirada

El Bonzai Xpress viene en el ya clásico envase tipo blister, un hábito que ya se esta haciendo común en la industria. A pesar de que pudiera parecer frágil este es bastante firme, lo cual fue comprobado a la hora de abrirlo. En la caja se remarca sus atributos: conección USB 2.0, PC/Mac compatible y el respaldo técnico. También se remarca el hecho de que viene con la tapa protectora, algo que a mi parecer corresponde al producto y no tendría porque ser un atributo recalcable.

Dentro de el empaque viene incluído un cordón para colgarlo donde estimes conveniente y la tapa protectora para el conector USB. La calidad del cordon deja mucho que desear pues prácticamente es un vil cordón de zapatilla que da la impresión de que al menor tiron de seguro se rompe, a diferencia de otros productos que incluyen cordones de microfibra, . El segundo detalle a objetar que le encontré al cordón fue que al no venir instalado uno debe enhebrarlo en el pendrive. Esto no fue nada fácil ya que la ranura para deslizar el cordón dobla en angulo de 90° y aunque esto parezca trivial me tomó al menos 10 minutos en ponerlo en su lugar.

En la siguiente imagen podemos ver el pendrive en toda su plenitud. Mide 6,9 cms lo que no es menor y también esta toma se puede ver la grieta entre el plastico negro y el plateado. Si se fijan con cuidado podran notar que las terminaciones estan lejos de ser perfectas.