Caos en Taiwan

por

Se acerca el final del año y en la bolsa taiwanesa los ánimos no son muy festivos.

En la siguiente noticia, la delicada situación de UMC, y los intentos de Abit para salir del hoyo.

Salvese quien pueda

Hay instancias en la vida en que caemos en la ilusión de las cadenas de Markov en tiempo discreto, cuando en realidad seguimos existiendo en un tiempo contínuo.

Suena medio enredado el tema, pero es fácil de ejemplificar. Es como pensar que quieres hacer un gol antes de que termine el primer tiempo. Aunque racionalmente un gol en el último minuto del primer tiempo influye tanto como uno en los primeros minutos del segundo tiempo, el efecto anímico y moral del llamado “gol de camarín” le da una relevancia completamente distinta y, por lo mismo, irracional.

Es como un cesante que quiera encontrar pega antes de Navidad: lo cierto es que aunque le resulte, no va a ver un céntimo hasta Enero, pero hay un efecto sicológico en afrontar la navidad con la promesa de platas venideras en vez de hacerlo en la incertidumbre. Esto no es tan irracional, pero encontrar pega el 26 de Diciembre es casi lo mismo que encontrarla el 23.

Los ejemplos suman y siguen:

  • Darle el beso a la mina antes de las 12, aunque a las 12:01 igual tienes toda la noche para intentar algo más.
  • Sacarte un azul en la última prueba de Cálculo, aunque un 3.9 te da la misma nota de presentación para el examen.
  • No pasar de los 90 kilos, aunque con 91 te ves igual de obeso que con 89 (y hace tiempo que tu novia te quiere porque eres lindo por dentro… no queda otra). Etc etc.

    Todas son ilusiones que toman la existencia como una cadena de sucesos en tiempo discreto. En realidad, el tiempo siempre es contínuo y, minuto más minuto menos, los resultados varían poco, pero tu percepción es la que cambia.

    Y una percepción que parece comparten UMC y Abit es que quieren terminar el año minimizando sus problemas. Lo cierto es que un forro es igual de malo el 29 de Diciembre que el 2 de Enero, pero hay un efecto sicológico en salir de él antes de fin de año. A lo mejor también hay un efecto contable, pero como no es mi tesis, simplemente no me interesa.

    De las placas madres al corretaje de propiedades

    Es sabido que Abit cierra un segundo año con cifras preocupantemente rojas. Aunque no le ha ido del todo mal, y desde que se pasó al lado Radeon parece disfrutar de una posición más preponderante que en su época Siluro con Nvidia, la cadena de desaciertos en el negocio de las placas madres le significa un lastre excesivo.

    De ser la marca preferida de los entusiastas en la época de la NF7-S v2.0, Abit se convirtió en una marca carera, muy carera y no tan buena a la hora de overclockear. Aunque es cierto que las placas Fatal1ty son de lujo, puede que no baste con dar valor agregado a un producto, toda vez que hay mil maneras de hacerlo y lo que unos consideran valor agregado otros consideran choreza innecesaria.

    Así las cosas, Abit arrastra pasivos por unos 110 millones de dólares, lo cual no es algo saludable cuando tienes que moverte con muchos préstamos para cubrir los aumentos explosivos de demanda, que a todas luces es estacionaria.

    Abit está vendiendo su edificio de oficinas corporativas en Taipei. Es una torre de lujo con recepcionistas ricas y aire acondisoplado. El comprador es el Deutsche Bank que al momento de redactar este artículo era un banco alemán. Esperemos que se mantenga así para no tener que volver a redactar nada. En fin, este banco alemán pagará “poco más” de 50 millones de dólares por el rascacielos.

    Los 50 millones irán directo a pagar parte de la deuda, que con esta operación bajaría a 60 millones de dólares. El “poco más” supongo que se destinará a comprar muchos containers en donde se harán oficinas para el personal que quedó sin edificio.

    Pero con todo y venta, Abit sigue en problemas y esto no sólo se debe a la deuda neta. Resulta que lleva meses bajo la lupa de una comisión investigadora de la bolsa taiwanesa, y sus acciones están congeladas (al estilo Shwager) desde Septiembre.

    Dicen en la comisión investigadora que Abit pasó de tener ventas mensuales de 35 millones a reportar 9 millones en promedio este año. Osea, o de pronto le empezó a ir muy mal, o están falseando cifras como locos.

    Es mi vida ya?

    Otros que están bajo la lupa de una comisión investigadora en la bolsa taiwanesa son los de UMC. Esta empresa, junto con TSMC, son los mayores fabricantes mundiales de obleas de silicio, y entre otras cosas le fabrican los chips a Nvidia y ATI, por nombrar clientes chicos digo yo.

    UMC es, además, dueño de SIS, lo que de paso lo convierte en dueño de XGI. Esto creo que es un detalle en comparación con su principal negocio que es producir CPUs y GPUs, toda vez que SIS y XGI no son lo que se dice grito y plata.

    Pero volvamos al tema central: UMC también quiere cerrar su año con tranquilidad y el problema que tiene entre manos es que según la bolsa taiwanesa, TAIEX, UMC se fué de tarro con algunos detalles que por ley deben ser secretos. Esto no es algo poco común: Shwager está siendo investigado por lo mismo. Básicamente, pasa que cuando por ejemplo el CEO de una compañía dice que están vendiendo como locos, provoca una subida de las acciones que es artificial, puesto que se basan en una declaración sin comprobar. El CEO puede hacer esto para inflar el precio de acciones, y los directores, que están dateados, venden sus paquetes recortando uno que otro millón en la pasada.

    Resulta que Robert Tsao, CEO de UMC, dice que ellos no han vulnerado ninguna norma y que siempre han operado acorde a las normas internacionales, pero que se está manipulando la información por un asunto de lucha de influencias políticas, lo cual distorsiona todo y perjudica a su empresa.

    Tsao fué un poco más allá y amenazó con que UMC simplemente se retirará de la bolsa. Considerando que es una de las empresas más grandes que se transa en ese mercado, su salida de la bolsa sería un terremoto y ya ayer se sintió el primer remezón, cuando sus competidores (TSMC y otro que no me acuerdo…) vieron un tremendo bajón en sus acciones, que no entiendo bien porqué se produce pero supongo que es porque todos querrían liquidar sus títulos de UMC antes de que haya un cambio radical.

    El punto es que Tsao presentó su renuncia indeclinable a contar de Marzo, puesto que uno de sus planteamientos es que UMC sufre los coletazos de lo que constituye una persecución personal contra él. En otras palabras, además de la amenaza don Robert fué lo suficientemente irónico como para decir: “Tsao con ustedes!”. Y se mandó a cambiar.

    Fuentes:
    Digitimes
    The Inquirer