Crecer por la Palabra

Crecer por la Palabra

por

Distintas religiones tienen distintos conceptos de la metodología empleada para crear el mundo. En algunos casos se hace mediante sacrificios de sangre. En otros, sólo se forma de barro. En el caso judeocristiano y chino, tal parece que lo importante es el uso del lenguaje. ¿Cómo se dice “hágase la luz” en chino?

Tan importante es el concepto, que ahora se usará para crear procesadores.

San Juan y el Taoísmo

Resulta que en evangelio según San Juan empieza diciendo: “En un principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios”. Hasta ahí vamos bien, nada de raro.

Por otra parte, si uno toma la traducción china de la Biblia, San Juan empieza con: “En un principio era el Tao, y el Tao estaba con Dios y el Tao era Dios”. Conclusión: San Juan es Taoísta.

Bueno, no, en realidad la lección que se extrae es que el enfoque Taoísta de la realidad, este carácter de un universo que fluye constantemente y en permanente armonía, puede o quiere asimilarse al concepto cristiano del Verbo, la palabra Divina.

Si uno se pone filológico, resulta que en un enfoque primigenio de los aspectos de Dios, se supone que la habilidad para crear planetas (así como Freezer tenía la habilidad de destruírlos) proviene de lo que se ha dado en llamar “El Poder Demiúrgico”, la capacidad de crear o destruir por la palabra.

Conjugando esto con lo anterior, si los chinos tienen el concepto del Tao como noción asimilable a este Verbo o Poder Demiúrgico, es natural entonces que también, de alguna manera, conciban el lenguaje como una fuerza creadora. Esto está presente en muchas culturas: la creación mediante una canción, una palabra, por último una escultura de barro. Los griegos, por su parte, conciben la creación como pedazos de dioses mutilados que forman cosas.

Entonces, raya para la suma, para los chinos el concepto de que el lenguaje puede cambiar la topología del universo es tan patente como el concepto que los hebreos tenían de que es el verbo, la palabra, lo que le da forma a la realidad.

Por poner un ejemplo en cada lado de la comparación, los Golem, esos autómatas de barro o piedra que los cabalistas podían animar, cobraban vida mediante una palabra escrita en su frente: EMET osea “verdad”. Para echarse al Golem, que en general son medio indestructibles, había que borrar la primera letra, dejando la palabra MET osea “muerte”. Ahí tienen, el uso de la palabra como instrumento para alterar la realidad.

Los chinos también tienen un ejemplo: el uso de la palabra Pentium 4 para que un Celeron deje de ser un Celeron. El Tao cambiando la realidad.

Qué, me dí muchas vueltas para llegar a una noticia? Malagradecidos, conmigo aprenden más que con el mundo de Beakman.

TLC recién firmado

Hace pocas horas que el presidente firmó el TLC con china. Dicen que le costó conseguir permiso para ausentarse de la campaña pero al final lo logró gracias a una licencia de la Doctora Cordero. La cosa es que, respecto de este TLC, pienso que aunque China es un mercado destinado a ser el más importante del mundo, hay que irse con cuidado.

No lo digo porque tenga algo contra el libre comercio ni sea partidario de una economía proteccionista. Mal que mal, si mantenemos los aranceles del arroz chaufán sólo conseguiremos que todo el país pague más caro por el arroz chaufán con tal de proteger a los cocineros locales, que por muy dignos que sean no veo porqué tienen que tener a todo un país pagando más para que ellos cobren lo que quieran por el arroz. Es más, creo que si no me gustara tanto el arroz chaufan lo boicotearía. Esto equivale a decir que no tomaré ninguna medida: he dicho.

Pero bueno, he dicho que teníamos que tener cuidado, y a lo que voy es que seremos virtualmente sepultados por productos tecnológicos de bajo costo, de cuya calidad tenemos pocos o ningún antecedente.

Aunque en general nadie se muere por ensartarse con un DVD marca chancho de 20 lucas, distinto sería el caso de un trabajador que con todo su esfuerzo logra comprar un auto chino que por 3 millones ofrece más cualidades que otros modelos de 4 palos. En un principio diríamos hey, qué conveniente es el TLC con china!

Pero… estamos seguros de que ese auto, por 3 palos, es lo que dice ser? Y si lo hicieron en una fábrica Taoísta en donde le pusieron un motor de 500 cc pero lo repintaron como uno de 1500 cc, considerando que la palabra modifica la realidad?

Oigan, no es talla. Sucede con los computadores.

Compre su Celerium

Resulta que en Alibaba.com, un sitio supongo bautizado en honor al célebre ladrón que le robó a otros 40 ladrones (o funcionarios estatales, ya no sé la diferencia) ofrecen un combo consistente en una placa Intel 845GL y un Pentium 4 de 3.6 Ghz. Interesante combinación.

El problema viene cuando se lee atentamente la descripción:

Sale que son auténticos Celeron remarcados como Pentium 4 de 3.6 Ghz. Osea, entendámonos caserito, estos no son ná como los Pentium 2 MMX que venden en la tienda del lado. Estos son auténticos Celeron, y están pintados por la señora Lee que los deja igualitos a un Pentium 4. Mejor dónde ah?

Es más, el combo garantiza que el computador mostrará el CPU como un P4 tanto en Bios como en Windows XP, claro que hay que hacerle una leve pichicata vía software (osea alterar por ejemplo la Bios para que reconozca a un P4).

Me da la impresión de que este combo no está destinado al usuario final, sino a ensambladores. Osea es un combo mayorista que se vende como: “señor ensamblador de tienda chanta en San Diego… compre este combo a precio de Celeron y véndalo al incauto a precio de Pentium 4”. Qué bonito!

El sitio Israelí HWZone, que como buenos hebreos deben estar picados con los chinos por eso de haberles copiado la idea del Verbo y el Tao, pusieron el grito en el cielo y se escuchó al tío Isacc Goldstein gritar: “Rebecca, porque esto no se me ocurrió a mí!?”.

Intel todavía no dice nada, pero pensemos: china, cliente gigantesco… conviene dejar de venderles millones de procesadores con tal de que no los vayan a renombrar?

Fuentes:
The Inquirer
HWZone Israel
Alibaba.com