Que se tomen un armonyl

Que se tomen un armonyl

por

En Florida pretenden restringir los juegos violentos en menores de edad (sonaste DGH) pero parece que el que realmente necesita sustraerse a la violencia es el VP de Epic Games, quien habló pestes de Nintendo, EA y Activision.

Ci abbiamo tanto amato

Cuando yo era chico el mundo era un lugar más sencillo. Creo que incluso anda dando vuelta una cadena que enumera todas esas cosas que hacían de mis tiempos de infancia una excelente experiencia en vez de un campo de concentración.

Por ejemplo, yo podía salir a la calle a los 4 años. Tenía amigos en el barrio y andábamos en bicicleta. Nunca tuvimos que tener a un adulto supervisándonos ni corrimos ningún peligro más que estar a punto de que nos atropellaran más o menos dos veces al día, pero nada más. Ahora tal cosa suena inimaginable, si en mi barrio los chiquillos de 4 no sólo no pueden salir solos, sino que incluso dentro de la casa la vieja les tiene una niñera!

Cuando mis papás tuvieron camioneta a veces nos dejaban andar en el pick up, siempre que la hiciéramos piola y no anduviéramos saltando (cosa que igual hacíamos). Ahora los chiquillos andan en el asiento de atrás y con unas sillas de astronauta más feas que la cresta.

Si a mí me mordía un perro en el barrio a lo más me llegaba un coscacho por tonto, nunca me hubieran llevado a urgencias a que me pusieran 10 inyecciones, ni hubieran demandado al dueño del perro ni menos exigir el sacrificio del pobre animal.

Y así sucesivamente, tenía la suficiente autonomía como para que nadie me preguntara nada si era capaz de volver a las 8 para la comida. Si llegaba ensangrentado por que me caía de la bicicleta, entonces bastaba con que no manchara en mantel… en el fondo nadie se metía en mis problemas y yo aprendí a resolverlos solito.

En cambio en Florida

Un paréntesis, cuando estaba tomando mojitos en La Bodeguita del Medio (un bar supuestamente famoso de La Habana) había un grafitti escrito por Hemingway que decía “My mojito in the bodeguita, my daiquiri in the floridita”. Y yo muy canchero me acordé del padrino II cuando Freddo y Michael están tomando daiquiris en La Habana y partí al Floridita. Menos mal que tenían la carta afuera, porque tuve tiempo de salir arrancando. Me querían aforrar como 7 lucas por el famoso daiquiri.

Bueno, eso con el Floridita. Ahora bien, en Florida, la mamá de Floridita, que como ustedes sabrán es un estado de USA y como buen país federal tiene un parlamento propio y leyes propias, un senador de nombre Alex Diaz de la Portilla (creo que es de origen noruego) tiene un proyecto de ley que restringe los juegos con contenidos para adultos a los menores de edad. Osea cualquiera de estos juegos que tengan el sticker negro y blanco, lo tienes que comprar con identificación, como si fuera un copete.

La restricción no afectaría sólo a los juegos de PC o consola, sino que tampoco te dejarían jugar juegos violentos en salones de juegos de video (que son como los Diana pero sin escolares, me explico?). Osea si te pillan jugando Mortal Kombat te vas en cana y llaman al apoderado. De lujo.

En estos momentos estoy mandándole un mail al senador felicitándolo por la iniciativa, y adjuntando varias sugerencias:

  • Los menores de edad pueden jugar juegos de autos pero deben sentarse en el asiento trasero y con un sillín especial.
  • Pacman ahora deberá usar calzoncillos porque mostrando sus nalgas amarillas ya no es “pendex suitable”.
  • Los menores de edad podrán jugar juegos cuyo control sea en forma de metralleta (operation wolf o similar) pero sólo podrán apuntar, no disparar. Se permite hacer sonidos como “ratatatá” o “bang!”
  • La serie Mortal Kombat deberá modificarse para que en vez de sangre los monos pierdan ketchup. En el caso de Shang Tsung, Reptile y Kintaro (el primo colorín de Goro), se usará mostaza.
  • Se podrá seguir jugando taca-taca pero los locales de videojuegos deberán repintar a los jugadores para que usen pantalón largo.
  • Los flaites de los videos del centro deberán decir “por favor” y “gracias” antes y después de asaltar a los escolares, respectivamente.

    Bueno, tallas aparte, esta ley, que sigue los pasos de la ley de Arnold, el Goberneitor de California (pero es incluso peor porque la de Arnold no restrige los salones de videojuegos), está bastante cerca de ser aprobada, visto que los viejos fósiles de su parlamento están realmente apurados para irse a sus condominios de Fort Lauderdale.

    Entre paréntesis, a Arnold no le importa restringir los juegos violentos, porque tanto Terminator 2 como Total Recall eran de lo más castos. En el T2 de arcade sólo matabas robots, y en la versión de gameboy, al igual que Total Recall, pegabas unos combos super amistosos, nada de sangre (qué terrible, me pasarán una multa porque dije “sangre”! Cresta!, lo dije de nuevo!).

    No le gustó la varita mágica

    El control del Nintendo Revolution, a.k.a. la varita mágica, no sólo es extraño y revolucionario, sino que también polémico. Resulta que Mark Rein, VP de Epic Games, que son entre otras cosas los autores de Unreal, y trabajarán chic to chic con Xbox 360, habló pestes de él.

    Rein no se conforma con decir que PS3 y Xbox360 serán infinitamente superiores a la consola de Nintendo, sino que en el IGN Live event se tiró en picada diciendo que el control lo único que iba a provocar era una generación de juegos que, en vez de estar orientados a hacer un buen juego, apuntarían a “ser jugables con el nuevo control”.

    De hecho, dijo que los juegos desarrollados así, serían esos de los cuales uno dice: “Oh, Dios, ojalá nunca me hubiera comprado este juego”. Los amables lectores chilenos pueden en cambio optar por la frase: “Shiaaa, cooperé con las dos lucas que pagué en el Bio!”.

    En parte no puedo evitar estar de acuerdo con Rein en el sentido de que los juegos que actualmente están pintados para el típico control keypad de dos joysticks y 6 u 8 botones, tendrán que ser adaptados para poder controlarlos con la varita, o bien requerirán del control auxiliar. Sin embargo igual me gustaría jugar un juego en primera persona donde hubiera que usar espadas.

    Con respecto al control auxiliar, que es un Joystick con dos botones y se conecta a la varita con un cable, en lo que Nintendo llama la “configuración nunchaku”, Rein dice que ese control auxiliar es como el forro y te va a dejar los dedos llenos de ampollas, y lo comparó con las molestias que provocaban los controles del Dreamcast y el N64 (No usé ninguno de los dos). En fin, no hay cómo dejar contento al viejo.

    Pero el ventilador sigue andando

    Hace un tiempo, la gente de Electronic Arts y Activision lloró la carta diciendo que con la complejidad de los efectos gráficos de los que son capaces las nuevas consolas, el programar juegos se ha vuelto mucho más difícil que antes, y con la tremenda diferencia entre las interfaces de una y otra consola, el hecho de programar en varias plataformas es incluso peor.

    Rein puso cara de desprecio (o bien intentaba usar la lengua para quitarse un pedazo de carne que le quedó en la muela) y dijo que eso de “Aaaay, los juegos costarán 30 millones para desarrollar, necesitaremos equipos de 300 personas por juego!” era sólo una excusa barata para su propia incompetencia a la hora de formar equipos de trabajo. Según él, sus la complejidad de las nuevas consolas sólo ha aumentado el tamaño de sus equipos de trabajo en un 50% (lo cual me suena como harto, o no?).

    Bueno, Rein se pegó un discurso gigante y sólo les cuento lo más anecdótico, pero si a alguien le interesa, el video completo puede descargarse AQUÍ

    Fuentes:
    Geek.com
    Ars Technica