Granada alarmante

Granada alarmante

Cuando niño y para levantarme, el sádico de mi padre (hola papá!) me tiraba agua en la cara. De seguro si hubiese existido esta granada en aquellos tiempos me la hubiese lanzado. La granada no es otra cosa que un despertador, se saca la espoleta, se lanza y luego de unos segundos, esta “explota” con un sonido fuerte y molesto. Para apagarla, primero hay que encontrarla y luego volver a colocar la espoleta. Claro, a esas alturas uno ya está completamente despierto.

Link: The Alarm Grenade (OhGizmo!)