ATI Crossfire

ATI Crossfire

por

Introducción

Cuando Nvidia decidió introducir su tecnología SLI, desempolvando una idea que heredó de su ex-competencia 3DFX, todo el mundo se preguntó si ATI, aparentemente tomado por sorpresa, podría responder a tiempo con algo similar.

Pasaron semanas en que ATI guardó silencio, pero finalmente, el 4 de Noviembre del 2004 se decidieron a responder y ese mismo día les informamos sobre aquella respuesta de ATI a la tecnología SLI de Nvidia. A los pocos días, trascendió que ATI no estaba actuando reactivamente, y que lejos de haber sido tomados por sorpresa, llevaban años utilizando una tecnología multi-GPU. La única diferencia era que el uso que le habían dado era en el campo profesional, para la industria aeronáutica. Ahora, empujados por Nvidia a competir en este campo, se habían decidido a implementar esa tecnología en el mercado gamer, un público que puede llegar a ser más exigente que los pilotos profesionales.

Por ese entonces, la información con que contábamos era tan escasa que ni el nombre sabíamos. De hecho, se rumoreaba que se llamaría ATI Multi Rendering y que estaría en el mercado durante el segundo semestre del 2005, lo cual sabemos que no ocurrió aunque sí hay que admitir que ya el 31 de Mayo aparecieron los primeros resultados de Crossfire, provenientes de prototipos misteriosos probados en páginas de Taiwan.

Han pasado 11 meses desde la primera noticia que tuvimos sobre lo que sería Crossfire, y llegó la hora en que la solución ya no es un prototipo probado a la mala sino un producto muy real que ya tuvo su lanzamiento. Ahora tenemos la oportunidad de experimentar en nuestros propios laboratorios, gracias a la gente de ATI que nos prestó un sample kit.

En el siguiente review, responderemos a la pregunta sobre si acaso podrá la solución de ATI ser una real competencia para la tecnología SLI, pero además probaremos las cualidades de la plataforma ATI como placa madre, puesto que aunque la tecnología Crossfire pueda tener un largo ciclo de vida por delante, distinto es el caso del socket 939, un mercado que supuestamente ya lo ha visto todo, en donde el Nforce 4 reina sin contrapeso y con clientes que no estarán dispuestos a ir por la solución de ATI si junto con la tegnología Multi-GPU no se les ofrece, además, una placa madre que de por sí tenga excelente rendimiento y capacidades de overclock. ¿Estará ATI a la altura?