El hábito hace al monje

El hábito hace al monje

por

Intel está abasteciendo a algunos ensambladores de PC de escritorio con una solución sumamente barata, sobretodo si consideramos que se trata de Pentiums 4.

El problema es que de Pentium 4 tienen el puro nombre, y son el producto perfecto para cazar bobos.

Los camellos

Una vez escuché que un camello es un caballo armado por una comisión estatal. Para cualquiera que haya trabajado para el estado, sea como empleado, contratista o consultor, la metáfora es obvia: todo proyecto termina siendo algo marginalmente similar a la intención original, porque en el transcurso del mismo deambulan miles de personajes que le agregan o le quitan factores, a veces porque se creen ingeniosos y a veces porque quieren sentir que dejaron su legado en el proyecto.

Por desgracia, estos personajes que a nivel técnico son paupérrimos y ocupan sus cargos por un factor político, son por definición incapaces de aportar con algo medianamente ingenioso a un proyecto serio, y mientras más meten la cuchara, peor es el resultado final. SIn embargo el proyecto sí llega a término y a veces es en apariencia todo lo que esperaban de él, al menos para un ojo poco entrenado. Es como el camello: tiene cuatro patas, ojos, boca, cola, y se puede montar en él. Si le preguntan al subsecretario que metió la cuchara te dirá con orgullo que es un caballo, mientras los consultores mirarán con horror el bicho en que terminó convertido el proyecto original.

Por qué pensé en esto del camello? Pues porque el Pentium 516, con que Intel está abasteciendo a algunos ensambladores, es como el ejemplo anterior: en todo aspecto es un pentium IV, pero una mirada atenta revelará que de Pentium IV tiene el puro nombre.

Pentium IV 516

Si uno busca las listas de productos que Intel está ofreciendo a la venta, verá que un tal Pentium 516 no existe, y se sentirá tentado a pensar que CHW inventa las noticias cuando no hay nada interesante que contar.

Bueno, no vamos a discutir nuestra inventiva ahora, pero créannos acerca de este procesador: el Pentium 516 existe y es muy real, sólo que no está a la venta para el público general… en países desarrollados. Esto equivale a decir que en algunas semanas podríamos recibir una linda remesa de Pentiums OEM en prácticas bandejas plásticas.

Si hace algunos años la guerra santa de AMD vs Intel era frecuentemente aliñada con el factor de que AMD era sólo OEM, e Intel sólo box, los papeles parecen haberse invertido. Es curioso, por esa época nadie creía que AMD sí vendía procesadores BOX, por el sólo hecho de que las tiendas no los traían o lo hacían en muy poca cantidad.

La cosa es que al menos a empresas como Gateway, que históricamente han trabajado con AMD debido a su precio más conveniente, Intel está enviando remesas de su Pentium 516, para productos como el Gateway eMachines T5010, un computador de 500 dólares (after rebate, en realidad se pagan 550 dólares y se envía un cupón para recibir un reembolso de 50).

A esta altura te estarás preguntando porqué pelamos tanto al Pentium 516. Mira, se trata de un CPU que corre a 2.93 Ghz, y es capaz de procesar instrucciones de 64 bits… hasta ahí vamos bien. El problema es que no soporta hyperthreading y el bus es de sólo 533 Mhz. Esto es como volver atrás a los tiempos previos al Pentium 2.4C, en donde el a la postre glorioso Northwood guateaba. Sin ir más lejos, este Pentium IV 516 es más penca que un Celeron D.

Gateway dice que si le puso el gorro a AMD es porque quisieron ofrecer “una configuración P4 bien balanceada por menos de 500 dólares”. En esa frase se reduce todo el problema. Al menos a mí, me da lo mismo si sacan un procesador de 16 bits que corre sólo MS-DOS. El problema está en que, dueños como son de etiquetar lo que quieran como quieran, este producto recibe el nombre de Pentium IV y mucha gente enganchará con el nombre, máxime por el bajo precio.

En este momento, Tigerdirect ya tiene el Pentium 516 a la venta, por 165 dólares. Es de suponer que el precio que negoció Gateway es muy inferior, porque por 170 dólares te alcanza para un P4 520, que corre ligeramente más lento pero con bus de 800 e hyperthreading. Por otro lado, también hay un Pentium 506 que es como el 516 pero corre a 2.66 Ghz. El precio es de 120 dólares: menos que un Celeron D.

La cosa es que ya tengo la clave del éxito en la vida y está en la reetiquetación. Voy a llamar a AMD y le diré que todos los semprons ahora vengan con el nombre de Athlon FX, pero para qué quedarnos ahí… hay muchas Geforce 6200 que esperan ansiosas ser catalogadas de 7800GTX, y quién sabe, hay quienes piensan que toda Radeon X300 tiene derecho a ser una X1800XT… total Intel ha impuesto la moda de que el hábito hace al monje.


imágen cortesía de Afrotechmods.com.

A todo esto, yo supongo que el 516 es un P4 en socket 775, pero entre nos, si alguien me dice que es socket 423… a lo mejor le creería.

Fuente: PC Magazine