De qué está hecho el Mac Mini?

por

Los expertos de iSupply disectaron el computador más tecnosezual del momento, nada menos que el Mac Mini, y la faena reveló algunas sopresas.

Queremos hacer presente que aunque nos hubiera encantado decir que la sorpresa fué algo como el hallazgo de un yo-yo loco, la verdad se trata de algo más aterrizado pero igualmente interesante.

Noticia de última hora, NachX accedió a abrir su MacMini claro que le dió cuco sacar el lector DVD.

Metiéndole mano a la pequeña maravilla

En un esfuerzo que a nadie se le había ocurrido previamente, el team iSupply decidió abrir un Mac Mini para ver exactamente de qué componentes estaba hecho. Es cierto que las especificaciones que cualquier persona no completamente limitada puede encontrar en la web o tiendas especializadas informa de todo lo que es importante saber respecto a este tecnosezual pc de pequeño tamaño y look sexy, pero qué hay de componentes más básicos como por ejemplo cables, marca del disco duro, marca del copiador, cooler, y otras piezas a nivel de detalle?

Hecha la disección, los ágiles enumeraron punto por punto los componentes y les asignaron un precio que supongo estimaron en base a insumos para mayorista, concluyendo que parte por parte, el Mac Mini suma en componentes un precio de aproximadamente 283 dólares, lo cual equivale a hmmm, 151 mil pesos incluyendo el costo de armado. Epa! Eso no me cuadra con el precio de venta del mini pc, que asciende a los 500 dólares (unos 266000 pesos).

Estamos hablando de un producto con un márgen de ganancias de casi un 77%, lo cual lo ubica en la zona gris en donde el buen ojo para los negocios se topa con la sinvergüenzura.

Análisis económico for dummies

Si uno quiere ponerse exquisito (*) habría que señalar que el precio de un producto no es únicamente la suma de los costos de sus piezas sino todo lo que costó el hecho de que esas piezas llegaran a existir. Para contrapesar el análisis del “dólar por dólar” uno debiera tomar en cuenta factores como costos de investigación y desarrollo, márketing, fletes y ese tipo de cosas.

Aceptando lo anterior, cabe preguntarse… de qué investigación y desarrollo estamos hablando? Para inventar el Mac Mini no hizo falta inventar un CPU (el Power PC no existe sólo para este modelo) ni menos los otros componentes. A lo mejor la placa madre que lo compone no tiene otra aplicación que este modelo en especial, pero es simplemente la reducción de una placa madre Mac cualquiera… para qué hablar de componentes más tradicionales como disco duro, fuente de poder y otros. Es más, al calcular el costo de los componentes uno ya está pagando por la investigación y desarrollo de ellos así que se puede sacar esos factores del análisis de inmediato.

Qué nos queda? Dejando de lado la invención individual de componentes, el único invento original que participa en uno de estos computadores es su diseño. Osea el hecho de pensar en cómo meter todos los componentes en un espacio reducido sin que se quemen, y tener la visión de que el diseño resultaría atractivo valdría casi tanto como las piezas mismas.

Es cierto, el diseño es una idea genial. Por otro lado, también es cierto que la campaña de difusión del Mac Mini ha sido nutrida, pero como dijeron la otra vez en la tele: no nos pisemos la capa entre superhéroes, aquí lo que hay es un márgen descarado y no tiene otro nombre. No pretendo que bajen el precio… bueno tal vez un poquito pero si alguna enseñanza deja esta noticia es que la mano invisible del mercado sabe premiar las buenas ideas.

Dándole una vuelta de tuerca a esta información, empiezo a pensar que los costos inflados históricos de Apple nunca obedecieron en totalidad al mayor costo de sus componentes, sino un elevado costo del diseño, más la obtención de márgenes suculentos y por sobre todas las cosas, el objetivo de dotar a sus productos de un aura de exclusividad.

¿Qué pasaría si el Mac Mini se vendiera por ejemplo a 350 dólares? Sin duda Apple no perdería plata, y el aumento de demanda podría significar que la suma total fuera de un incremento de utilidades para la compañía pero a qué costo? Por 350 dólares el producto estaría más al alcance del picante promedio como usted y yo, y eso podría perjudicar la imágen de un producto exclusivo, design y tecnosezual. En concreto el producto es el mismo, pero la noción de él pierde valor agregado, con lo cual se pierde el atractivo ofrecido al segmento alto que, históricamente, es el que resulta leal a Mac.

De regalo, una fábula sobre el valor del conocimiento

Lo siguiente es una historia que ilustra cómo elementos intangibles pueden componer una parte mayoritaria del precio, en comparación a un mínimo costo de los elementos materiales. Pensé en decir que esto era un chiste, pero preferí presentaro como fábula porque no es el tipo de cuento que te hace caerte de la silla.

Resulta que en una industria top con tecnología de punta se averió un transductor molecular que funcionaba como acelerador de partículas, cafetera express y califont. Era una máquina complejísima y nadie tenía idea de cómo repararla.

A un ocurrente se le prendió la ampolleta y resolvieron llamar a un viejito que se había jubilado hacía 3 años y conservaba la fama de gurú. Este viejo miró la máquina (era una máquina grande y como dijimos, complicada), se dio la vuelta por toda la habitación que la albergaba y al final, sacando una barrita de tiza, hizo una X sobre uno de los paneles diciendo: “aquí está la falla”.

Los técnicos abrieron el panel y descubrieron que en efecto, los integrados de ese subsistema estaban sulfatados.

Al mes siguiente llegó una boleta por 1 millón de dólares y el gerente junto con atragantarse, le mandó un fax al gurú diciendo: “favor detallar cobro”. El gurú le contestó con una factura desglosada que decía:

“Barra de Tiza: 1 dolar.
“Saber dónde poner la marca: 999.999 dólares”.

Otro dato irrelevante

Después del tremendo análisis de gestión de producción, cadena de valor y márketing para el nuevo milenio, con ese bonustrack del precio del conocimiento, el señalar que la mayoría de los componentes genéricos del Mac Mini son marca Foxconn parece un dato irrelevante.

Para lo que importa, es un consuelo saber que no son marca chancho (léase genéricos) pero a nadie se le ocurriría pensar que Foxconn es una marca de élite o sí?

Fuente:ZDNet News

(*) La expresión ponerse exquisito en este caso no alude a peinarse con rizos ni hacerse la manicure.