Respuesta de Intel pone las cosas al rojo!

por

Después del impacto inicial generado por la demanda de AMD contra Intel, el gigante de los chips ha recobrado la compostura y prepara su defensa legal.

Aunque este caso pinta para ser tan adrenalínico como relatar un partido de golf, la noticia sigue siendo importante y es nuestra labor mantenerte informado.

La arriesgada labor de los reporteros

Me siento como Rafael Cavada de corresponsal en un partido de ajedrez: “estamos en el centro del tablero, justo detrás de las líneas del ejército blanco. El avance de la defensa siciliana ha dejado el centro de la ciudad en ruinas y no estamos seguros de poder avanzar. Esta mañana un grupo de alfiles de la resistencia dinamitó una torre en donde habian dos peones refugiados…”.

Para abrir los ojos pudorosos de nuestros noveles lectores, tendremos que contarles que hay muchas ocasiones en que esto de la prensa Tech no es todo lo glamoroso que uno podría imaginar. Hay muchas ocasiones en que uno tiene que echar mano a la imaginación tal como en el ejemplo del tablero de ajedrez, porque pese a la emoción que se genera en momentos clave (lanzamiento de productos, superación de records, nuevos chipsets, nuevas placas, filtración de benchmarks y copuchas morbosas) hay otros momentos en que las tardes transcurren plácidas y monótonas como si no hubiera diferencia entre dormitar a la sombra de un jacarandá en la plaza de Chillán, o hacerlo a la sombra de un edificio corporativo en Silicon Valley: cuando la cosa se pone fome la globalización es soporífera para todos.

Los abogados saben poco de amor

Así reza la canción de Arjona y aunque el amor no tiene nada que ver con el tema, parece que una demanda de 48 páginas es matapasiones sin importar del enfoque. Es más, pese a que hemos recorrido la web a conciencia, y hasta intentamos leer el texto de la demanda, no hemos logrado dar con nada sabroso en ella salvo lo que Wasabi informaba ayer.

En resumidas cuentas, las yayitas de remiten a:

  • Intel ha ejercido presiones indebidas sobre retailers, y ensambladores para tener exclusividad. Esta práctica no se limita a pequeñas empresas, sino que incluye a gigantes como HP, empresa que aceptó trabajar con AMD en su línea de computadores de escritorio y lo pagó con la retención de las platas de rebates por parte de Intel. (En rigor, no es que Intel se niegue a pagar sino que demora los pagos, causando un fuerte daño financiaro).
  • Otra manera de asegurarse la exclusividad, menos prepotente pero igual de sucia es la que ha usado con marcas como Sony, Toshiba y NEC, los cuales han recibido jugosos incentivos para vender sólo computadores con procesador Intel.

    Respuesta de Intel

    Después de proveer la base para entender de qué se trata la demanda, nos limitaremos a decir que Intel ha respondido con una frialdad digna de político chileno, argumentando primero que todo es falso, que es una maniobra de AMD para mermar su liderazgo, que todo se origina en la envidia que genera su éxito y que están seguros de que ganarán el juicio.

    Otras declaraciones de Intel en torno a este caso aluden a la reciente serie de eventos que ocurrieron en Japón, en donde Intel terminó enmendando sus conductas en atención a las recomendaciones de la comisión antimonopólica japonesa. Según Intel, ese caso no es comparable al actual puesto que no hubo demanda ni veredicto, e Intel sólo accedió a seguir las recomendaciones para no malgastar su valioso tiempo.

    Eso me huele nuevamente a político chileno: cuando la evidencia es abrumadora, la maniobra más astuta es declararse culpable y luego decir: soy inocente, pero quise ahorrarme el juicio. Si, claro.

    Fuente:
    The Inquirer sobre la demanda
    The Inquirer sobre la respuesta de Intel