¿AGP y PCIe juntos finalmente?

¿AGP y PCIe juntos finalmente?

por

El rubro de los chipsets es algo bastante complejo y no es llegar y abrir un local. Parece que un valiente se ha metido al baile y oh sorpresa, no está haciendo el ridículo. Lee bien porque esta noticia podría ser el retorno en gloria y majestad del AGP de la mano de un nuevo fabricante Taiwanés.

Uli Uli!

Tal como lo fueron en su momento los videoclubes, las botillerías, los moteles, los restoranes chinos y después los viñedos en el valle central, hay rubros que se ponen de moda y en un parpadeo es grito y plata. Algunos perduran en el tiempo, otros se desinflan.

Aunque suena como el grito de la barra de Unión San Felipe, en realidad Uli es una empresa Taiwanesa que se forma en el 2003 atacando primero el mercado de los chipsets para controladoras de discos, y ese tipo de cosas, pero que a fines de ese mismo año se matricula con un chipset para Pentium 4 que, digámoslo con propiedad, prendió menos que Molotov de vinagre pero funcionó como “chipset testimonial”. Testimonial se aplica también a esas candidaturas que obtienen como 5 votos, léase Frei Bolivar.

Entre tanto, Uli siguió trabajando en chipsets para portátiles de bajo consumo que tuvieron poca o ninguna difusión en occidente pero ganaron en expertise y formaron contactos en el terreno Asia Pacífico, entre medio se hicieron amigos con transmeta, Asrock y otra gente.

A mediados del 2004 Uli saca lo que será su boleto a las grandes ligas. Un chipset integrado como dios manda, el Uli 1689 con soporte para Athlon 64 en sabores socket 754 y 939, el cual fué adoptado por fabricantes como Asus, DFiy Abit para ofrecer placas muy económicas y cumplidoras, de las cuales una placa de Albatron, la K8 Ultra-U Pro hasta sacó premios por lo buena y barata.

El chipset también fué adoptado por Asrock para dos placas que son un verdadero ornitorrinco tech, la K8 Combo-z que trae socket 754 y socket 939 y la K8 Upgrade una placa socket 754 con un slot propietario al cual puedes enchufar una mini tarjeta madre socket 939. Son excentricidades de Asrock, sí, pero evidencian que la versatilidad de Uli se prestaba para ello.

Una vez un mutante, siempre un mutante

Cada vez que hay un cambio de tecnología los interantes del segmento entusiasta del mercado se pegan unos costalazos de marca mayor. Les sucedió a los radiolines que tenían grandes colecciones de vinilos cuando el CD se impuso como estándar, y les debe haber sucedido a los que se endeudaron con una TV en blanco y negro de 39 pulgadas cuando empezaron las transmisiones a color. Ahora esas grandes inversiones son objetos de colección y con el tiempo se apolillaron cual si fuesen los calzoncillos de Peter Rock.

Cuando el estándar PCIe no fué una promesa sino una realidad, más de algún gamer extremo lloró a los pies de su Radeon X800XT en versión AGP y juro venganza contra la mano invisible del mercado que, como su nombre lo indica, nunca da la cara. Algunos enfrentaron ese cambio con dignidad y aceptaron cambiar su monstruo AGP por una solución mediana PCIe aceptando que no salian del todo perdiendo debido a las prestaciones de su nueva VGA. Otros decidieron aferrarse a su plataforma actual diciendo “aún no me cambiaré” y algunos simplemente se dejaron crecer el pelo y se fueron con una compañía de teatro ambulante para nunca volver.

Como en todas las cosas siempre hay soluciones parche medio juleras y en este caso no fueron la excepción. Por un lado, aparecieron tarjetas con chipset PCI express y slot AGP con un rendimiento más julero que peluca de pelo de choclo… con esas soluciones lo único que se hacía era poner un puente artificial que nativamente era PCIe y a duras penas leía al tres y al cuatro de la tarjeta AGP.

De la misma manera, Albatron sacó un adaptador que permite conectar cualquier tarjeta AGP en un slot PCIe 16x, pero aunque no me voy a pronunciar sobre su rendimiento, les contaré que tiene dos desventajas: el adaptador no es gratis así que igual hay que hacer la inversión y, segundo, el adaptador ocupa espacio así que tu gabinete no podría alojar una AGP de tamaño convencional.

Es aqui donde entra la combinación Uli 1695 en combinación con su southbridge 1567.

Doble northbridge?

El southbridge Uli 1567 a diferencia de otros SB que hemos conocido, incorpora no sólo controladores SATA, USB y de sonido, sino que se entiende nativamente con un bus AGP 8X. De esta manera, opera casi como un NB antiguo, mientras que el northbridge Uli 1695 se maneja a punta de PCIe al mejor estilo NF4 o KT890Pro.

A diferencia de muchos otros sistemas duales (doble socket, doble soprote para memorias o doble cuarto de libra) no hay limitaciones para usar tarjetas PCIe en conjunto con tarjetas AGP. De hecho puedes también usar una tarjeta PCI convencional con salida dual y enchufar 6 monitores a la vez. ¿Para qué querría alguien hacer esto? De ocioso, creo yo.

El otro tema que no quiero dejar sin abordar, es el rendimiento de esta plataforma. Aunque en el papel todos estos inventos suenan maravillosos, su rendimiento siempre es decepcionante y quedan en el museo freak de la tecnología. Aquí la cosa es diferente y OC Workbench ha publicado un extenso review sobre el rendimiento de la placa de referencia Uli 1695.

Cumple lo prometido

Veamos un poco el review de OCW. Para empezar, miren como se ve la coexistencia de un slot PCIe 16x con un AGP 8x. Si parecen hermanitos!

A la hora de ver qué tal se desempeña esta placa, y sobretodo este versátil southbridge capaz de manejar un AGP 8X, en comparación con un sistema AGP convencional, la tiraron a los leones enfrentándola a una amplia variedad de contendores. Miren sobretodo cómo le hace la pelea a una placa Nforce 3 como la Epox, usando ambas una 9800XT.

Ojo, que hay una merma inevitable en el hecho de tener que viajar a través del HT desde el southbridge 1567 hasta el CPU, por lo que el rendimiento AGP sufre un pequeño castigo cuando se trata de aplicaciones pesadas que encima recaen mucho sobre el CPU.

En lo que a PCIe se refiere, esta merma no existe y así lo vemos al comparar al Uli1695 versus una placa Nforce 4 como la Epox 9NPA+ Ultra, ambas con una X800XT corriendo Doom 3.

Me fuí de espaldas cuando ví que por default, este chipset maneja la memoria mejor que el Nforce 4… no será mucho?

Bueno bueno, pero algún defecto tendrá, no?

Nada que no sea solucionable, pequeño saltamontes, pero tomando como base los pros y contras que sostiene OC Workbench coincidimos plenamente con los pros:

– Soporte para AGP 8X, rendimiento, etc etc.

En cuanto a los contras:

– FSB máximo de 300 Mhz, y sin Gigabit Ethernet.

Tenemos que agregar lo siguiente:

Primero, a menos que realmente prenda y alguna compañía con buen volumen de ventas lo respalde, si el Uli 1695 no termina siendo fabricado por DFI o un semejante se estancará y lo terminaremos olvidando.

Segundo, esperemos que las placas de otros fabricantes permitan subir el Vcore a más de 1.55 volts porque es demasiado poco para overclockear.

Tercero, así como gigabit lan, habría que ponerle SATA-II y audio decente.

Cuarto, no me quejo si dejan subir el vdimm de
2.9 a 3.3 volts. Alguien dijo DFI?

Fuentes:

OCWorkbench
Uli Electronics