Están cada día más buena onda

por

Pese a que es una compañía caracterizada por pensar diferente, reinventar, innovar, salirse el molde y romper esquemas, Apple al final actúa con las mismas malas costumbres de las grandes y prepotentes corporaciones.

En esta ocasión un autor sacó una biografía no autorizada sobre Steve Jobs. Ni les cuento cómo lo está pasando.

¿No autorizada?

Si una biografía fuera como una foto, entonces una biografía no autorizada es cualquier foto que te saquen cuando no estás posando. Si le das una entrevista a Caras, Cosas o VEA, te sacan 150 fotos de las cuales eliges las mejores. Es más, si vas a un estudio profesional a que te hagan un book (si fueses una modelo o un tipo muy gay) obviamente te quedas con las mejores.

El resultado es que las fotos que según tú te representan justo no muestran el diente que te falta, el chupón que te hizo la polola, el pelón que te ocasionó la tiña y la cicatriz en la mejilla izquierda producto del botellazo que cosechaste en una noche en que se te apagó la TV. En otras palabras, una foto autorizada no eres tú.

Con las biografías es igual. Si contratas un lameculos que escriba que eres un ser ejemplar, altivo, noble, apuesto etc etc puede que te sientas muy bien, pero ese NO eres tú, sino sólo la interpretación hedonística y autoindulgente que concibes de tí mismo.

La opinión de los que te conocen, en cambio, es el equilibrio en donde lo bueno y lo malo se contrapesan y, al final, la gente se adapta a la idea de ti que le muestra lo bueno y lo malo. No es algo terrible, las personas que te estiman te aceptan aunque no seas tan perfecto como te gustaría se escribiera en tu biografía.

Puta que habla lindo usted Jefe Avena con Miel

Si, he descubierto que las neuronas cebollentas son más resistentes al trago así que después de muchos carretes en el cuerpo uno se vuelve como más emocional y profundo. Lo de las neuronas es cierto, una persona que tenga sólo el 10% de neuronas que un ser humano normal, indefectiblemente tendrá mayoría de neuronas cebollentas. Si no me creen busquen un compendio de revistas Don Balón, en la entrevista semanal a jugadores de Futbol.

¿Qué tipo de música le gusta? R: música romántica. (Queda así demostrado.)

Ya y Apple?

Con Apple pasa lo mismo. Resulta que un tipo de nombre Jeffrey Young escribió una biografía no autorizada de Steve Jobs, el mandamás de Apple.

La biografía no lo trata mal para nada, según dice su autor. Lo retrata como una persona carismática, visionaria y emprendedora, que ha tenido éxito en sus proyectos , que supo sobreponerse a un divorcio y combatió con éxito un cancer que lo atacó hace algunos años.

El libro se llamará “iCon Steve Jobs: The Greatest Second Act in the History of Business” (iCon Steve Jobs: El mayor segundo acto de la historia de los negocios” y el título alude evidentemente al regreso a la primera línea después de su salida de Apple y los años en que aplicó bajo perfil. La casa editora que se encargará de publicarlo es Wiley & Sons, editorial que ha publicado cientos de títulos relacionados con el negocio de los computadores y la tecnología.

De esos títulos, una buena parte se vende en las tiendas de Apple alrededor del mundo… aunque al parecer eso va a cambiar.

Wiley & Sons envió a Apple un manuscrito de la biografía como para ofrecerles la posibilidad de hacer observaciones. Apple hizo una sola: no publique esto.

La editorial decidió respaldar a su autor y pasó un mes discutiendo con Apple, tira y afloja, toma y ten, todo eso. Pero el humo blanco no salió nunca y parece que las relaciones simplemente se han cortado.

Como medida de presión, Apple ha determinado sacar todos los títulos de Wiley & Sons de sus tiendas. ¿Qué bonito, no?

Acá hay un efecto múltiple. Wiley & Sons pierde plata porque sus libros ya no estarán en tantas vitrinas como antes. Por otro lado, la biografía de Jobs subirá sus ventas en otras librerías porque esto constituye una poderosa publicidad, de paso aumentada por el morbo de la gente, que ve picada su curiosidad.

Apple, por su parte, vuelve a auto-ownearse, porque esto va en desmedro de su imagen mucho más de lo que una biografía no-lameculos podría dañar a su CEO. Lo que a mi me queda de fondo es que esta compañía que alega ser distinta ocupa las armas del matonaje corporativo como si fuera una Isapre cualquiera.

La editorial, por su parte, declara que lo siente mucho por los otros autores, que sin tener nada que ver serán perjudicados por no tener sus libros en las vitrinas… pero de todos modos gana tremendamente en imágen: una empresa tan leal que respalda a sus autores, aún si sufre desmedro económico, porque defiende lo que le parece correcto.

A mi manera de ver, hay más de una escuela para manejo de relaciones públicas. Claramente hay una que daría en llamar “estilo Neanderthal” que consiste en darle de palos al que te caiga mal. De esa escuela proviene, creo yo, la actitud de estas empresas que se abren camino amedrentando al prójimo y logrando salirse con la suya a punta de coacción y coerción. ¿Funciona esta manera? Claro, en el corto plazo te sales con la tuya. Pero en el largo plazo, y sobretodo en una era en que todo se sabe, terminas cavando tu propia tumba.

Un consejo para Apple? Cávenle la tumba a ese gorila egocéntrico que tienen como jefe de directorio. Me cae pésimo.

Yahoo News