Aquí va a quedar la crème!

Aquí va a quedar la crème!

por

Si el título les recuerda a un tal Barton Mobile, ya pueden ir olvidándolo.

Ya ha empezado a tejerse la leyenda de una nueva maravilla de bajo consumo y potencial infinito. Con ustedes: el Turion 64.

¿Qué es? ¿Se come?

Como ese chiste fome nunca falta, me permito aclarar que es Turion y no Turrón, así que por favor, absténganse a menos que quieran terminar con los dientes quebrados y gránulos de silicio en las muelas.

El Turion 64 es, como les conté en esta noticia, un procesador de 64 bits pensado para el mercado de los portátiles.

En Xtreme Systems tuvieron la oportunidad de probar uno, y viene tan fresquito, tan recién salido del horno, que el CPU-Z se maneó y no supo identificarlo.

Se sabe que el modelito que probaron se llamará Turion 2800+. Está fabricado en 90 nm (core Lancaster), y corre a una velocidad real de 1600 Mhz (8×200). Tiene 1M de caché L2 y soporta cuanta instrucción se te ocurra, incluyendo SSE3, X86-64, Saltarín Bombín y Chao Pescao, siendo los dos últimos los nuevos sets de instrucciones made in Chile para comprar en una tienda y virarse tan pronto como se pueda.

El modelo usa socket 754, por lo cual no es ni será nunca dual channel. Se sabe eso sí que el controlador interno de memoria es mejor que el de la generación 754 del Athlon 64.

Corriendo a 1.6 Ghz y con vcore 1.4v, el pequeño Turion disipa 25W, lo cual implica bajo consumo y poca generación de calor, dos factores que siempre se agradecen.

El maltrato

Como el nombre "Xtreme Systems" no se lo inventaron por las puras, era hora de maltratar a la víctima.

No me queda claro la plataforma en que overclockearon a la maravilla, pero todos sabemos que la bios de un notebook no ofrece demasiada versatilidad para esto. Por lo mismo, doy en pensar que el procesador fué enchufado en una plataforma socket 754 desktop, lo que significa a todas luces que este socket acaba de ganar un "extended play" por un largo tiempo, provisto que el chipset soporte este CPU.

Bueno, el inconsciente que probó el Turion le bajó el voltaje del core de 1.4 a 1.056 v, y aumentó el bus de 200 a 250 Mhz, con lo cual el CPU quedó corriendo a 2 Ghz.

Parece increíble que el CPU haya aguantado establemente el maltrato simultáneo de la rebaja en el vcore y el aumento en el bus, el cual implicó también el relajo de las latencias (de 5-2-2-2 a 6-2.5-3-3).

El procesador, que había completado el SuperPi 1M en 52 segundos, rebajó casi 10s con este pichicateo, con lo cual iguala lo mejorcito que se puede sacar con un Winchester.

Habrá que ver ahora hasta dónde es posible maltratar esta joyita… pero por lo pronto algo me dice que este Turion es, a la vez, un Centrino Killer, un flotador para el Socket 754, y un nivelador de precios para la plataforma socket 939.

Fuente: Xtreme Systems.