Se tiraron los wantanes por la cabeza

Se tiraron los wantanes por la cabeza

por

Los dos fabricantes de chipsets de Taiwan, VIA y SIS, lejos de hacer causa común contra los gigantes occidentales, están ocupados por el momento en descalificarse mutuamente.

Los parientes pobres

Para nadie es un secreto que como empresas, las firmas Intel, Nvidia y ATI tienen más prestigio que SIS y VIA. Aunque esta última tiene una vasta experiencia y ha entregado productos de impecable factura, sigue teniendo a cuestas la fama de “chipset alternativo” que se forjó compitiendo contra Intel.

De SIS, se puede decir casi lo mismo. Por un lado tiene la mala fama de tener como principal cliente a PCChips… por otro tiene a su haber algunos productos tan atractivos como el Chipset SIS 735, que en su tiempo le dió clases a todos los otros chipsets de FSB266, con excepción del KT266A (coincidencia… es de VIA) que salió meses después.

Estas dos firmas con un perfil no idéntico pero comparable, juegan en el mismo lado de la cancha tanto geográfica como estructuralmente. Ambos comparten la base en Taiwan y ambos compiten “de chico a grande” con los actuales lí­deres del negocio, grupo en donde ATI no tiene mucha experiencia pero sí­ tiene una cuenta corriente y una marca fuerte que le permitirán meterse a las grandes ligas en menos de lo que se va a demorar la U en pagarle a Ronen Katzav.

Estas empresas están obligadas a tirarse más barato para poder competir con el prestigio de los grandes, con lo cual sus utilidades son menores y quedan presas del cí­rculo vicioso de la pobreza. De hecho si uno pasa por la calle Wong en Taipei, se puede ver a Manuel VIA limpiando vidrios cuando el semáforo está en rojo… así­ de mal están.

Considerando su situación, ambas empresas podrí­an cooperar para afianzar la imágen de ser “productores baratos pero buenos”. En cambio, prefieren enredarse en rencillas locales e intercambiar patadas de kung-fú.

El chaufán de la discordia

SIS citó a los periodistas este miercoles, y aunque todos concurrieron esperando ver algún topless de alguna candidata a reina sin demasiado talento, notaron con decepción que sólo habí­a unos chinitos en una mesa tipo Juventudes Socialistas en verano… osea cero presupuesto, y una mesita con tacitas para tomar té. Algunos pensaron que en los termos habrí­a algún guarisnake, pero en una nueva decepción notaron que sólo era té. No faltó el ignorante que alegó porque su té estaba verde… pero a golpes los hicieron entrar en razón.

Cuando terminó el alboroto y la conferencia de prensa por fin empezó, el dignatario de SIS infló el pecho como pato de silabario y se mandó el filetazo:

“Tenemos el agrado de contarles que nuestros chipsets 656, 649, 756 y 965 son un exitazo. Ya hemos cerrado trato con 10 fabricantes de placas madres y por si fuera poco, hemos recibido la certificación PCI-SIG… lo cual nos convierte en el único fabricante taiwanés es ostentar este reconocimiento”.

Filete mongoliano en el derriere

Bueno, no se me ocurrió qué otro platillo chino lleva ají­, así­ que cumplo con ilustrar que a VIA le pareció pésimo.

El gerente internacional de márketing del área chipsets, Ben Boyden, dijo: “En general, no discutimos los comunicados de SIS, pero este en particular vamos a impugnarlo, porque es totalmente farso farso farso“, estriló.

Y tiene toda la razón. Los ágiles de Chilehardware corrieron a hablar con el sr. PCI SIG y obtuvimos la confirmación de que los chipsets K8T890x y PT894x también están certificados.

Si no nos creen, vean la tabla

VIA 1

SIS 0

The Inquirer