El ojito de Samsung

por

Si yo inventara un producto superventas como la Coca Cola, la hoja de Gillette, el lápiz bic o el Wolkswagen escarabajo, seguirí­­a explotándolo hasta que me diera hipo. A lo mejor año a año los pintarí­­a de otro color para engrupir que el producto se va perfeccionando… pero nada más.

Distinto serí­­a si el dueño de ese invento fuera una firma como Samsung, que a la vuelta de un año decidirí­­a descontinuarlo. ¿Creen que es talla? ¿Entonces porqué se acaban de descontinuar las memorias TCCD?

Noooo la fuente para pájaros nooo

Algo así­­ va a decir Juanflaiter, admirador número 1 de las memos con chip Samsung TCCD, cuando se entere.

A mí­­ me da lo mismo porque soy feliz con mis Winbond BH5, y como les pegué un disipador que no he podido despegar ni haciendo palanca con un destornillador, creo que las conservaré para siempre.

Como la mayor parte del mundillo overclockero no ha sido tan bestia como este humilde servidor, muchos de ellos planeaban su upgrade path contando con un par de dimms de 512 de alguna marca corajuda como OCZ, Corsair o Munchkin, equipadas con el chip Samsung TCCD. Ahora esa opción se diluye en la nada y habrá que mirar para el lado (siempre tendremos markvision) o para adelante, confiando en que este chip sea desplazado por otro que aún desconocemos.

El Rey ha muerto: Viva el Rey!!!

Eso dijeron cuando murió Elvis y coronaron a Luis Dimas como el nuevo monarca, o por lo menos eso le gusta soñar al pequeño cantante nuevaolero. La verdad no creo que esto haya sucedido, pero en el mundo de las memorias sí­­ ocurrió.

Hace dos años, un pequeño fabricante de chips llamado Winbond sacó un chip se memoria llamado AH-6, fabricado en .18 micras. Era un chip bastante overclockeable para su tiempo y podí­­a funcionar en CAS 2 sin asco.

Con el tiempo mejoraron el proceso y pasaron al BH-6, de paso achicando el proceso a 0.166 micras. Este BH6 podí­­a manejarse igual o mejor que el AH6, y con menos voltaje… muy eficiente.

El batatazo lo dieron cuando se achicaron a .15 micras y sacaron el BH-5, aún más eficiente que el BH-6, y según los datos técnicos, capaz de funcionar a 3.6 volts sin sufrir daños… en otras palabras, una memoria overclockeable a mango.

El problema era que Winbond no estaba cortando muchas lucas, porque le salí­­a caro producir, así­­ que salió el ocurrente que en toda empresa existe (y es de la misma raza que el estúpido que nos achica los super 8 para aumentar los márgenes de Mackay o quien sea) y dijo: “hagamos un chip que nos salga más barato de producir”.

Así­­ fué como salió el CH5, fabricado en 0.13 micras. El chip podí­­a alcanzar altos FSB, pero definitivamente no podí­­a ajustarse a las latencias mí­­nimas con que el BH5 se habí­­a hecho famoso. Era el ocaso de Winbond, que al poco tiempo dejó el negocio de los chips de memoria, de paso madrugándose a todos los productores que le habí­­an comprado tracaladas de CH5 pensando que era bacán.

Durante algún tiempo, el BH5 se tornó tan difí­­cil de encontrar que se volvió un mito y algunos llegaron a pensar que nunca habí­­a existido, como el condón de Vivado, la virginidad de Patricia Rivadeneira o la mina que se enamoró de la palanca de cambios de un fiat 600. (el modelo no lo tengo muy claro… puede ser un charade o un escarabajo también).

Sin embargo, el mundo overclockero conoció, no mucho después, al que serí­­a el reemplazante del BH5. Se trataba del Samsung TCCD, producto que sorprendió a todos primero porque era barato (y de hecho, Samsung no se particulariza por vender memorias high end) y segundo porque provení­­a de un fabricante con menos linaje que un quiltro.

Pero la evidencia estaba a la vista. En todos los foros de expertos internacionales los poseedores de las TCCD exhibí­­an puntajes descaradamente altos, y los productores más cuicos como OCZ y Corsair sacaron sus modelos de TCCD a precio de oro, era que no.

En la cresta de la ola

Por alguna razón, cuando Samsung estaba en la cresta de la ola decidió cambiar el rumbo y dirigirse a la cresta de la loma… un cambio que a mi entender no le favorece demasiado, pero que según los expertos en inventar hueás, la decisión obedecerí­­a a que Samsung se dió cuenta de que mientras siguiera produciendo memorias buenas para DDR, nadie se verí­­a obligado a cambiarse a DDR2. Si pensamos que Samsung fabrica DDR2 en abundancia, entenderemos que los koreanos se avivaron y ahora nos quieren acorralar.

Alguien debiera comentarles que siguien habiendo opciones de compra de DDR convencional en el mercado y además, mientras AMD no se cambie a DDR2 por completo, tendrá que haber DDR en el mercado.

Qué nos espera para el futuro?

Cuando hay una vacante la naturaleza se apronta a buscar un reemplazante. Piensen en lo que pasó cuando Swamp Thing estuvo ausente de la tierra: se generó un segundo elemental, para hacer esa pega. ¿Qué pasó cuando Morpheo decidió morir ante la presión de las Furias? Se generó un reemplazo en la persona de Daniel Hall. Qué pasa cuando James Bond está muy viejo o es muy chanta para seguir con la franquicia? Eligen a otro actor.

Así­­ las cosas, de alguna parte tendrá que salir un nuevo rey que tome la antorcha olí­­mpica y siga con la maratón de las memorias cabronas.

Se rumorea que ya hay posibles candidatos a salir con un chip overclockero, entre los cuales están fabricantes como Micron y otros productores “de memoria” que no me sé “de memoria”… oj oj oj!

Qué dicen los ensambladores?

Además del llanterí­­o entre los aficionados, los ensambladores podrí­­an estar muy asustados, pero no parece que lo estuvieran. Veamos qué declararon (las declaraciones han sido salpicadas con chilenismos con el propósito deliberado de demostrar que no nos tomamos nuestras noticias en serio):

Corsair dijo: “No pasa naipe, tan puro alumbrando. No sabemos de donde viene el rumor, pero Samsung no nos ha dicho nada, y aparte tenemos la bodeja llena de chips TCCD y un contrato de 6 meses. No estamos ni ahí­­.

Mushkin: “Estuvimos cuarteando la pomá y y pensamos que si bien Samsung puede tener una baja en la producción de las TCCD, lo que quiere es deshacerse de todo el stock de memorias no TCCD que tiene fondeadas”.

Kingston: “Tenemos caleta de TCCD, asi que salpica! Además si no nos urgimos cuando se viró Winbond, porqué nos vamos a urgir ahora? Tenemos muchos chips distintos en nuestras memorias de baja latencia, y aparte como las HyperX traen cáscara nunca nadie sabe qué chip le chantamos”.

OCZ: Samsung no nos ha dicho na, y aparte tenemos reservas y contratos. Ustedes son los locos de Chilehardware? Dí­­ganle al Changoazrael que es un chanta. Se ganó las memorias y nunca más apareció.

Fuentes:
PCStats
The Inquirer