Cada uno tiene su propio Tsunami

Cada uno tiene su propio Tsunami

por

A todos nos pasan tragedias que van de banalidades hasta catástrofes. Cada cual carga con su propio Tsunami a cuestas. Nosotros no nos mojamos ni tampoco nos fuimos a dormir al cerro, pero, en buen chileno, tuvimos una semana de mierda. ¿Quieren saber los entretelones?

Entrete Lones

Si, son bastante entretes, pero para nosotros han sido causa de fuertes dolores de cabeza, cefaleas, migrañas y por ahí­­ un aneurisma que terminó con la última neurona de Cindy, nuestra modelo vegetal. Nunca fué demasiado brillante después de todo.

Sucede que el Viernes 14 por la mañana, cuando vuestro humilde Press VP llegó al templo del trabajo duro y la sacada de vuelta a granel, se encontró con que el sitio estaba más caí­­do que el muñeco de Menem. Curiosamente el FTP seguí­­a en su lugar así­­ que el problema no era una caí­­da del hosting completo.

Anduvimos averiguando y la respuesta que obtuvimos del hosting fué: “mantención nocturna, paciencia”. Bueno, como dice Michael Ende en un cuento breve del libro Spiegel in der Spiegel: “Así­­ fué como un amanecer sin mañana se convirtió en la última noche”. Tal cual… el problema no se solucionó más.

El contacto que tenemos en el hosting, que viene siendo uno de los dueños, partió de vacaciones y dejó a un gordo chanta a cargo, pensando que él podrí­­a terminar con el arreglo.

Bueno, tal como algunos creen que los ruidos de un auto a mal traer se solucionan subiendo la radio, este gordo chanta optó por una solución ad-hoc: apagó el celular.

Crisis de abstinencia

Después de un año al aire, CHW habí­­a desarrollado en sus usuarios una fuerte dependencia que lo ubicaba como la única manera de derramar jugo a manos llenas. A tanto habí­­a llegado el papel de CHW como vehí­­culo de catarsis que cuando cayó desató una crisis de abstinencia o sí­­ndrome de privación entre los usuarios más jugosos. Por ponerles un ejemplo, el pobre plátano estaba tan desesperado que hasta pensó en tomarse un litro de Cachantún al seco. Gracias a Dios no cometió semejante locura.

Otra cosa muy triste es que el Domingo 16 cumplimos un año de vida. Querí­­amos celebrarlo con todos y para eso reservamos el Club de la Unión en una cena para 1000 personas, contratamos a Pampita, Gisela Molinero, Lola Melnyck y la Kournikoba con su nuevo acto “El grifo que me amó”. Y no tuvimos como avisar… ahí­­ estuvimos conversando con las chiquillas esperando que llegara el choclón, pero nos quedamos con los crespos hechos. No se perdió el trago eso sí.

Entre tanto los dí­­as pasaban y era evidente que aunque el sitio estaba en su lugar, la base de datos que contiene todos los posts, noticias, reviews, guí­­as y fotos cochinas estaba caí­­do. En sendas conversaciones por MSN discurrí­­amos acerca de las posibles soluciones. Después de muchas vuelta inútiles, logramos redactar una lista de las medidas oportunas entre las que podrí­­amos optar:

1.- Gritar y correr en cí­­rculos, eventualmente enrolarse en la Legión Extranjera.

2.- Esperar cruzando los dedos a que el hosting pajero lograra levantar la base de datos y que todo siguiera como antes.

3.- Contratar otro hosting, conseguir el respaldo más reciente de la base de datos y abrir la página en otro lugar.

4.- Lo mismo que 3 pero usando el respaldo que tení­­amos en nuestro poder, de mediados de Noviembre.

5.- Dedicarnos al porno duro y filmar la superproducción “NachX debuta en grande”.

Bueno, la opción 1 era tentadora pero yo casi no hablo francés y Telo Enchantè dijo que la Legión es incómoda, que es como un reality en donde nunca te eliminan.

La opción 2 era tentadora porque implicaba esperar y mirar la pared… algo que hacemos con maestrí­­a.

Las opciones 3 y 4 eran radicales pero implicaban tomar la solución en nuestras manos. Ahora… obviamente un respaldo de hace 10 dí­­as es mejor que uno de hace dos meses… pero para eso necesitábamos que el hosting nos pasara un CD con ese respaldo reciente.

La opción 5 puede acarrear problemas legales por lo cual ese proyecto deberá esperar a que el muchacho cumpla 18, aunque pensandolo bien yo creo que si consideramos que debute a los 25 ya es optimista.

Pedimos el respaldo, nos dijeron que “niun problema” por celular. Nuestro Webmaster partió raudo a buscarlo y resulta que el gordo inepto del hosting se habí­­a mandado a cambiar de la oficina, obviamente apagando el celular. Suuuper derechos ah?

Nos dimos 24 horas de plazo y cuando pasaron dijimos “filo, aperraremos con el respaldo viejo”. Contratamos el hosting con El Antro (al fin y al cabo, somos de la misma calaña) subimos los respaldos, actualizamos los DNS y  echamos todo a andar de nuevo.

Bueno, así­­ es como están las cosas ahora… todaví­­a estamos componiendo el sitio, porque la interfaz tiene una semana de antiguedad, y la base tiene dos meses. Obviamente hay cosas en las que no se entienden bien, pero de a poco lo vamos arreglando. Esperamos volver a contar con su presencia y prometemos romperla con ganas para volver a generar adicción y efectos nocivos en la juventud… pero también en Jogabar.

Ahora la puteada

Nos parece que lo que nos hizo el hosting anterior es imperdonable. Aunque ellos no tienen la culpa de que falle un servidor, cometieron bastantes negligencias. A saber:

  • Irse de vacaciones con el sistema caí­­do y dejar a un inútil al mando.
  • Decir que el problema es una mantención programada, cuando en realidad lo más probable es que haya muerto el servidor onda broken core. No sabemos si se quemó la placa, el procesador, o la placa lógica del disco duro… pero nada de eso se llama mantención.
  • Vender un servicio de hosting y no preocuparse de salvaguardar la información. Según ha trascendido, para empezar el servidor de bases de datos no tení­­a un arreglo RAID redundante… pero más grave aún, respaldaban tarde mal y nunca, y los respaldos los hací­­an sobre el mismo disco!!!
  • Apagar el celular y dejar dicho en el fono que “no está en la oficina”. Mala clase.
  • Comprometerse a entregar un respaldo y luego desaparecer olí­­mpicamente.
  • En resúmen, mandarse un cagazo por pura negligencia y luego esconderse.Es por esto que hemos decido funarlos públicamente. Esto me hace pensar que si acaso existe la remota posibilidad de conseguir algún respaldo más o menos reciente, con esto podemos darlo por perdido… pero veamoslo de esta manera: crecer siempre significa dejar algunas cosas atrás, y como dicen en las porno con cumshot y creampie: “no tiene caso llorar sobre la leche derramada”.

    Así­­ que nos despedimos con un mensaje para el maldito gordo mala leche:

    Gordo Traidor, te tenemos identificado y pensamos en mandarte al escuadón letal de CHW

    Pero lo pensamos mejor y creo que disfrutarás más, guatón patético y mala gente,  si te visita alguien más de tu gusto.

    Eso serí­­a.

    Saludos y cariños a la abuelita (sobretodo si es rica) de parte de su PressVP.