Round Up de Video integrado

Round Up de Video integrado

por

El video integrado de las placas madre es una opción que te ahorra mucho dinero cuando utilizarás tu computador para aplicaciones de oficina y hogar. No tiene sentido destinar 40 o 50 mil pesos extras en una tarjeta de video a la cual nunca le explotarás su potencial. De hecho hasta el video integrado más humilde sirve de sobra para aplicaciones sencillas.

El problema llega cuando intentas jugar y no dispones de 60 o 70 mil pesos para invertir en una buena y barata tarjeta de video. Es ahí en donde un buen dispositivo de video integrado (IGP de ahora en adelante) te puede sacar de apuros y permitirte jugar mientras juntas dinero para una tarjeta de video más poderosa.

Ahora viene otro dilema: ¿cuál elegir? El mercado nacional nos ofrece cinco fabricantes de chipsets con sus respectivo video integrado: ATI, Intel, NVidia, SIS y VIA.

Chilehardware, en conjunto con MadBoxpc, tomó una muestra de 6 placas con distinto chip de video integrado con el objeto de analizar su desempeño en juegos para llevar a cabo lo que sería el primer round up de Chile. Las placas madre elegidas fueron:

Dato freak: El Chipset de ATI se llama 9100, pero su IGP es una 9200. Cosas de ATI.

Especificaciones Técnicas

GPU
Radeon 9200 IGP
GeForce4 MX
GeForce2 MX
Intel Graphics
S3 Unichrome
Real 256E
Directx
8.1
7.0
7.0
7.0
7.0
7.0
Pixel Shader
1.4
Vertex Shader
1.1
1.1 (Parcial)
TnL
Pipelines
2×3
2×2
2×2
1×2
1×2
1×2
Mhz Core
250Mhz
250Mhz
175Mhz
200Mhz
?
?
Memoria / Core interface
128bits (Dual channel)
128bits (Dual channel)
64bits
64bits
64bits
64bits

Los dispositivos integrados en su mayoría utilizan la memoria RAM del sistema para almacenar la información que van a procesar. Así, cualquier proceso que esté corriendo en tu computador afectará el rendimiento del video integrado ya que la información del juego con las de tu aplicación se estarán dando empujones y codazos por ser la primera en llegar a la memoria.

Por su parte, la GPU (Unidad de procesamiento gráfico, el cerebro del video) no tiene ningún tipo de disipación ni ventilación así que corre a frecuencias bastante moderadas con el fin de evitar el sobrecalentamiento.

Esos dos puntos son las principales razones por los que una Tarjeta externa de video tiene mejor rendimiento: cuenta con sus propias memorias (no tiene que compartir recursos de memoria y canal de datos con nadie) y su GPU puede ser exigida sin problemas.

Además, la velocidad y latencia de la RAM influirá directamente en el desempeño del video integrado. Es decir, si trabajas con memoria ddr266 la memoria del video integrado correrá a 266Mhz y una ddr333 subirá los clocks de la memoria a 333mhz (una tarjeta de video externa típíca, la radeon 8500, corre a 500Mhz).

Como se imaginarán, la tecnología dual channel que soportan algunas placas también incide directamente en el rendimiento, pues duplica el ancho de banda de 64 a 128 bits para transportar la informacion entre la IGP y la memoria. Por ende, la Radeon 9200 IGP y la GeForce 4 MX se verán muy beneficiadas si a tu sistema le aplicas dual channel.