logo
CHW 28/09/2004

XGI podrí­­a volverse fabricante de sus propias tarjetas

La compañí­­a XGI Technology, un diseñador de chips, anunció su intención de convertirse en fabricante de tarjetas gráficas basadas en sus propias soluciones visuales. La empresa apunta a varios segmentos de mercados y la nueva medida apunta a aumentar su participación de mercado.

XGI dijo que podrí­­a ofrecer tarjetas basadas en Volari V8, V5, V3XT y V3. Además agregó que podrí­­a ofrecer una solución para computadores móviles.

Hace un añó que XGI entregó al mercado sus modelos Volari, los cuales corresponde a la tercera generación de su familia de chips, los cuales soportan DirectX 9.0. XGI ofrece dos modelos con caracterí­­sticas similares pero con rendimiento distinto. La diferencia fundamental reside en el número de pipelines para renderizado, 4 y 8 (V5 y V8 respectivamente). Ambas tiene el mismo número de Vertex Shader pipelines, 2 por chip. Sin embargo, la Volari V8 tiene 4 Pixel Shader pipelines, mientras que la V5 sólo 2. El proceso de fabricación lo realiza UMC con tecnologí­­a de 0,13 micrones.

XGI formó relaciones comerciales de sociedad con ABIT, Chaintech y Triplex, mientras que Tul Corporation decidió suspender la fabricación de productos con chips XGI Volari. El fabricante también tiene tratos con fabricantes chinos como Hasee Science & Technology y Lian Guan (Crown Electronic Technology).

Algunas Fuentes señalan que Foxconn, una compañí­­a accionista de XGI y que actualmente produce equipos electrónicos, tarjetas gráficas y tarjetas madres para el mercado asiático, podrí­­a convertirse en el mayor fabricante de tarjetas basadas en diseños de XGI. La idea de que un diseñador de chips fabricará sus propias tarjetas comenzó en los noventas cuando 3dfx y S3 comenzaron a ensamblar tarjetas de marca propia. Sin embargo, esta situación ha venido quedando de lado en los últimos 4 años, ya que los diseñadores de chips prefieren salir del mercado de fabricación dejándolo para aquellos fabricantes exclusivos, lo que significa mejor control de costos y mejoramiento en la calidad, entre otros efectos positivos para la industria.

Fuente: Xbitlabs