Sigamos con los records

Sigamos con los records

por

En los foros de Xtreme Systems, los usuarios Pedro Rocha & |RickY| le sacaron trote al Athlon FX-53, enfriándolo a -100°C, sin usar nitrógeno lí­­quido sino mediante la técnica Cascade, llevándolo relajadamente a 3.6 Ghz.


Se podrá hacer con mi Speeze?

La plataforma que montaron los malsanos usuarios de Extreme Systems consistió en lo que se conoce como Cascade System. Los sistemas cascade son básicamente lo mismo que los sistemas de refrigeración por cambio de fase, pero utilizando varios loops, que van bajando la temperatura a niveles cada vez más gélidos hasta que finalmente, el fluí­­do es proyectado sobre un bloque evaporador que va directamente sobre el CPU:

Básicamente se trata de optimizar el rendimiento de un ciclo convencional de refrigeración (que podrí­­a darte, por ejemplo, -20°C) para lograr temperaturas del orden de -100°C. Evidentemente, es un cliclo más complejo, que se da varias vueltas, pero que ofrece temperaturas que de otra manera no se podrí­­an obtener con refrigerantes naturales (como amoní­­aco para el primero ciclo y ethanol para el segundo, por ejemplo) y obligarí­­an a usar nitrógeno lí­­quido.

La gente de Xtreme Systems utilizó un Athlon FX-53 en una placa Asus A8V. Claramente el sistema de refrigeración les permitió llevar el Athlon a un multiplicador indecente… y el CPU mismo resultó ser una joya para el OC. Lo triste es que la Asus no es buena overclockera, y no ofrecí­­a más que 2.9 v en el vdimm, por lo que no pudieron jugar mucho con el FSB, llegando a 232 Mhz apenas.

Los muchachos ya encargaron una gigabyte para terminar de averiguar cuál es el lí­­mite real del procesador… por lo pronto, sólo podemos decir que tiren los putos bench de una vez!

fuente:
Xtreme Systems
Xbit Labs
Ice Cold Computing
Mycomj