Podrá Don Gustavo ATI dominar el mercado?

por

Sin tener lo que se dice un tremendo currí­­culum en el desarrollo de chipsets, la evidencia indica que ATI podrí­­a convertirse en lider tanto en plataformas AMD como Intel.

Definitivamente suena ambicioso, pero cuando el rí­­o suena…

Los caballitos de batalla de ATI

Tal como les informamos en la noticia PCI Express para el Athlon 64, ATI tiene casi lista su nueva camada de chipsets. Se trata del RS480 y el RS400, para AMD e Intel respectivamente. Los chipsets tendrí­­an soporte para PCI Express, lo cual los pone en la primera lí­­nea de la competencia al ser el primero que aparecerá para AMD, y uno de los pocos que existen para Intel.

Sin embargo, su mayor gracia será el video integrado. Según lo que se rumorea, este video integrado vendrí­­a a terminar con la mala fama de los IGP, permitiendo jugar bestias tan temidas como el Doom 3, Far Cry y Half Life 2 con una velocidad aceptable, esto es, de al menos 25 fps.

Tanta maravilla es mucho decir de un IGP, pero a lo mejor no es del todo imposible si se tiene en cuenta que el chip gráfico será una Radeon 9600XT, arrancada de su VGA natar para renacer como IGP. Si tenemos en cuenta que por el precio de una Radeon 9600XT se paga más o menos lo que vale una placa para Athlon 64, llegamos a que sale más cara la vaina que el sable, pero supongo que los ágiles de ATI pensarán en algo.

Una segunda vuelta de tuerna sobre este asunto me lleva a pensar que no tiene sentido usar una Geforce 6800 Ultra integrada si no te la juegas poniéndole unas calugas de memoria propias, cosa que el IGP no necesite acceder a la ram para funcionar, generando taco en todo el sistema. Esto es particularmente notorio mientras más potente es el IGP, porque será capaz de enviar más información a las memorias, causando un problema todaví­­a mayor. En el caso que este tipo de placas madre traigan calugas de memorias reservadas para el IGP, hay que entrar a pensar en dónde se van a ubicar, cómo se manejará el tema del calor que generan, y cómo serán a su vez afectadas por el calor generado por elementos como los mosfets.

Sinceramente espero que ATI no se esté limitando a re-chantar sus Radeon 9600XT sin preocuparse de ofrecer un rendimiento que le haga justicia a una tarjeta con tanto renombre. Cualquier otra cosa será un desperdicio de chips y un crí­­men contra su propio prestigio.

Pero bueno, demos por hecho que ATI efectivamente logre sacar un IGP decente, en una placa que encima soporta PCI Express, y con una tecnologí­­a que no varí­­a demasiado entre la versión Intel y la AMD. ¿Qué tenemos? De alguna manera, tenemos a lo que solí­­a ser un novato en la fabricación de chipsets, apoderándose del cetro, una situación que su archicompetidor Nvidia ya saboreó hace algunos meses con el Nforce2. Lo que es tener presupuesto.

Por ahora Nvidia no ha contestado a los rumores, pero puede que empecemos a escuchar de un futuro Nforce5 dentro de los próximos dí­­as. En lo que respecta a VIA y SIS, no tienen con qué contestar, y en lo que respecta a Intel, pese a que tienen una gran participación de mercado con sus chipsets integrados, en lo que se refiere a potencia no tienen nada que pueda correr solitario a suficientes FPS, así­­ que olviden el Doom 3.

¿Será verdad? ¿Sera simple chimuchina? Sea como sea, nos enteraremos en algún momento antes de fin de año, y según se rumorea, puede que antes de que termine Octubre ya tengamos números que ponerle.

Fuente: The Inquirer.