Compra una Radeon y lleva una placa madre de regalo

por

Naaah, eso es dar vuelta la noticia y encima exagerarla. Está bien que seamos sensacionalistas pero tampoco se trata de volverse Las í­Å¡ltimas Noticias.

A grandes rasgos, esta noticia se trata sobre un combo que consiste en una placa intel con chipset 915 o 925, y una Radeon X600. No suena nada mal…

Desea agregar 512 ram DDR2 y bebida grande?

El espí­­ritu de todo combo es que la utilidad del conjunto difiere de la suma de sus partes. Esto se aplica por ejemplo a pelí­­culas como Rocky, en donde los combos de la primera parte valen mil veces más que la suma de todos los combos que siguen, incluyendo los de Clabber Lank e Ivan Drago.

En este caso, el combo es una arista más del acercamiento y cuasi-pololeo que ATI e Intel vienen protagonizando desde hace algunos meses, romance que ha permitido engendros tan interesantes como el chipset Radeon IGP 9100.

El sitio taiwanés Digitimes anunció que Intel y ATI sacarán un pack, llamado ” ?Driving Change?, que incluye una placa madre Intel, con chipset 915 o 925, (más concretamente los modelos BOXD925XCV, BOXD925XBC y BOXD915PBLL) y una Radeon X600 en formato PCI Express. El precio del combo implicará un ahorro de entre 20 y 30 dolares en comparación con el valor individual de la mobo + vga.

Existe también un combo más pobrete que le lleva una radeon X300, también PCI Express, con una placa modelo BOXD915PCYL, BOXD915PCY o BOXD915GAGL.

Intel está decidido a impulsar el cambio a PCIe y DDR2 aunque tenga que atacar con todas sus fuerzas. Para lograr esto, ha incrementado su volumen de producción mediante sendos contratos con Asustek, FIC, Foxconn y otros fabricantes taiwaneses, los cuales trabajarán como subcontratistas.

La aparición de este combo tiene varias implicancias. Para empezar, los ensambladores, a.k.a. OEM, verán con buenos ojos este descuento, y probablemente se inclinarán por el combo driving change a la hora de armar sus modelos monstruo, que en un par de años llegarán a Falaferia como Monster PC.

Por otro lado, el volumen de ventas que este combo puede generar, sobretodo considerando el descuento, obligará a los fabricantes de placas para P4 a bajar los precios, y otro tanto para los fabricantes de Radeon. Asistimos a una extraña época en que una placa intel y una radeon BBA serán más baratas, al menos en principio, que las mismas piezas de otros fabricantes.

Finalmente, me da la impresión de que Intel está jugando en su metro cuadrado y no está enfocándose en el plano general. Incluso con los 30 dolares de rebaja, la plataforma implica el uso de DDR2, cuyo sobreprecio se come el ahorro y sigue situando al conjunto por encima de una plataforma AMD64, por lo que Intel sólo está cosechando mezquinamente a costa de sus asociados.

Nota aparte… no se suponí­­a que la cadena de producción DDR2 está más que atorada? Esto me huele a un lanzamiento de papel.

Digitimes