El chiste empieza con un japonés, un gringo y un chileno…

por

Y el japonés dice, disculpen, tengo una llamada… y se pone a hablarle al aire… luego explica: “es que tengo un celular incorporado en el cráneo, todo gracias a la tecnologí­­a nipona”. Apuesto a que todos se lo saben… pero lo que no saben es que Microsoft patentó la idea ayer Martes.

Bueno, no es tan así­­ como en el chiste, pero la patente No. 6,754,472, publicada ayer, describe un método para transmitir energí­­a y datos utilizando la piel como conducto. La idea es convertir el cuerpo en un docking station alrededor del cual confluyan e interactúen diversos dispositivos personales como celulares y PDAs.

La idea central en esto es que si tienes un smartphone, un reloj con radio AM/FM, y un PDA, no tengas que manejar un audí­­fono para cada uno, sino que los tres entreguen el audio a un “puerto” y que la información viaje hasta un único parlante que puedes llevar puesto como audí­­fono o bien te haya sido implantado subcutáneamente… o incluso lo lleves en un arito como Jordi Castell.

La idea de esta “Personal Area Network” no es nueva, porque mal que mal bluetooth es exactamente una PAN que se comunica por ondas de radio. Tampoco es nueva la idea de los implantes subcutáneos, puesto que ya en 1996 IBM mostró en Comdex un dispositivo implantado en las manos que permití­­a a dos ejecutivos el intercambio de tarjetas de visita electrónicas al momento de estrecharse las manos.

La novedad que le permite a Microsoft patentar esta idea es que no trabajará con dispositivos de gran tamaño ni con baterí­­as, sino que se tratará de objetos muy pequeños que puedan funcionar utilizando el pulso como fuente de energí­­a, y señales que se superpondrán a los mismos impulsos eléctricos que existen en la piel, sólo que irán multiplexados.

Entonces el gringo empieza a presionar distintos puntos de su antebrazo y luego explica: “Es que tengo un teclado incorporado, y estoy enviando un mail. Maravillas de la tecnologí­­a americana”..

Esto tampoco es chiste. La patente explica que la capacidad aislante de la piel permitirí­­a delimitar zonas y de esa manera crear un teclado en el área deseable. Piensen en las potencialidades de este invento… queridos amigos, llegará el dí­­a en que tipee una noticia directamente desde las nalgas de mi secretaria.

Como Microsoft se las sabe todas, también aprovechó de involucrar a los animalitos. En la patente consta que el método para modular distintas corrientes de información no se limita a la piel humana. En 5 años más uno no preguntará si el perro es un auténtico Alaskan Malamute, sino que si es USB 3.0. Cuidadito con tratar de hackear a mi perro, desgraciao.

Fuente: News.com

Bueno… para los que no se lo saben, el chiste termina así­­:

El chileno parte al baño y después de un par de horas los extranjeros preocupados van a buscarlo y lo encuentran en cuatro patas y con un rollo de confort incrustado en el culo. ¿Qué te pasó? le preguntan. “Tranquilos muchachos, estoy recibiendo un fax…”