Hasta en las mejores familias…

por

Una de las comunidades más unidas y celosas de su hermetismo vive la podredumbre desde adentro, y no me refiero a colonia dignidad.

Tampoco me refiero a que los usuarios de Mac necesiten una buena ducha… pero sí­­ necesitarán un buen anti-virus.

Algunos entendidos piensan que este es el primer indicio de que la comunidad creadora de virus está enfocando su atención en los Mac. La aparición del primer virus para Mac podrí­­a ser sólo el comienzo de una avalancha de gusanos, troyanos y bicharracos en general enfocados a la plataforma de Apple.

Aunque la lógica induce a pensar que los usuarios de Mac componen una comunidad unida, amable, autosoportante y cómplice, tal parece que la manzana empieza a pudrirse por dentro, pues ya tiene gusanitos en su interior. Y son la peor clase de gusanitos.

El bicho ha sido bautizado como AS.MW2004.Trojan por la compañí­­a de Antivirus Intego, y fué reportado por un lector británico de la revista MacWorld. Aparentemente, el troyano pretende ser el Office 2004 para Mac y está disponible para descarga en servicios como LimeWire.

El archivo tiene un í­­cono válido y puede pasar desapercibido como un paquete de hardware, cuando en realidad es un Applescript que al ejecutarse borra todo el directorio /home del usuario, más allá de toda recuperación. Digamos que esta catástrofe está reservada a los usuarios que no se cuestionan que todo el paquete de Office 2004 pese tan sólo 108 kilos.

Enterados al respecto, los muchachos de Microsoft dijeron que: “No hemos puesto ningún paquete de Office 2004 disponible para descarga, pero si lo pusiéramos, estarí­­a disponible en Microsoft.com y no en otro lado”.

En Apple fueron más simpáticos todaví­­a: “Nos importa mucho la seguridad de la plataforma Mac y queremos comunicar que no se trata de un virus porque no se propaga libremente y sólo llega a su computador ví­­a descargas ilegales en programas P2P, lo cual constituye una advertencia de los riesgos de ese tipo de software”.

La idea de la no propagación, sumada a la incapacidad de infectar otros archivos, fue respaldada por Denis Zenkin de Kaspersky Labs para sostener que no es propiamente un virus. De todos modos, vaya un llamado a los usuarios de Mac para no dormirse en los laureles. Cuando hay mentes maliciosas queriendo hacer daño, nadie está a salvo, y vivir en un mejor vecindario que “el barrio PC” no los libra de los delincuentes.

Una lectura adicional al tema no vendrí­­a mal. Recuerden que aunque nadie sabe de dónde proviene la totalidad de los virus que existen, hay más de una fuente posible. Una de ellas son los hackers malintencionados, pero otras son las compañí­­as de software que quieren proteger sus programas de copias piratas, las compañí­­as disqueras que quieren enturbiar el panorama de los P2P y finalmente, las compañí­­as de anti virus, que verí­­an con agrado la expansión repentina de su mercado potencial.

Fuente:E-week