Duró menos que pijama de novia…

por

Una semana y media bastó para que los incansables guardianes del orden y la ley le echaran el guante al creador del molesto virus Sasser.

í­Å¡ltima hora: Hemos recibido información adicional, sensasionalista y turbia sobre los antecedentes de la captura.

Noticia Inicial

Aunque esta noticia no es tan fresca como las que suelen llegar hasta nuestras garras, puede que les interese saber que en tiempo record se acorraló y capturó al creador del Sasser, molesto virus que repartió dolores de cabeza por todo el orbe durante los primeros dí­­as de Mayo.

El culpable serí­­a Sven J., estudiante de 18 años residente en la ciudad de Rotenbur an der Wuemme, Alemania. Aunque no se manejan muchos antecedentes se sabe que la policí­­a procedió al arresto después de allanar la casa de los padres del joven durante la madrugada del Sabado.

Trascendió que en el allanamiento encontraron evidencias tan incriminatorias como un teclado, un mouse y un monitor, tres elementos completamente indispensables para programar un virus.

La cosa es que el muchacho, recién salido del colegio, ha ganado cierto prestigio entre los expertos, pues sin tener estudio alguno sobre programación, logró desarrollar un virus exitoso e ingenioso, que te contagia por el sólo hecho de estar en red, ya sea en una LAN como en la internet. Esto se logra explotando un agujeto de seguridad en Windows 2000, Windows Server 2003 y Windows XP. Para los parientes de Win 98, el virus no se ejecuta pero igual se propaga, como quien dice, los vuelve portadores sanos.

La acción del virus no es destructiva con la información, pero vampiriza los recursos del sistema copando la memoria y causando colgazos y reinicios. Tanto es lo que molesta el Sasser que hace una semana el Banco Sampo, uno de los más grandes de Finlandia, debió cerrar sus 130 sucursales por la incapacidad de levantar el sistema.

Fuente:
Prensa Latina
La Crónica

Bonus Track Turbio

Primero que nada, el culpable ya no es el anónimo Sven J. Ahora su nombre circula por la red completito: Sven Jaschan.

De acuerdo a lo que ha trascendido en las últimas horas, Sven habrí­­a dejado escapar este virus involuntariamente a través de una intranet, y apenas vió el cagazo empezó a trabajar en una cura que se expandiera igual de rápido. Según su padre, el sueño de su hijo era crear un antivirus que se propagara igual que un virus, desinfectando computadores silenciosamente.

Otras versiones señalan que la madre de Jaschan tiene un negocio de asesorí­­as computacionales llamado PC Help. El inocente Sven sólo intentaba agrandar el mercado potencial para su mamá.

Finalmente, lo más turbio: Sven habrí­­a sido delatado por sus compañeros de colegio, los cuales recibieron 25 mil dolares de parte de Microsoft.

Fuente: The Inquirer