Intel le soba el lomo a M$

por

Nadie sabe para quien trabaja, dicen, y lo traigo a colación porque por alguna razón misteriosa, los nuevos chipsets de Intel no tendrán drivers para Win98 ni WinMe.


Si los chipsets los hiciera Microsoft, serí­­a perfectamente comprensible que obligaran a los usuarios a cambiarse de OS, multiplicando su mercado potencial cada vez que aparece un Windows nuevo.

En esta ocasión, sin embargo, es Intel el que está obligando a los usuarios a modernizar su OS, y me cuesta entender si esto obedece a un arreglí­­n con Microsoft, a una paleteada desinteresada o simplemente a que el chinito que hací­­a los drivers para Win98 se jubiló.

En buenas cuentas, los chipsets Intel 915 y 925, conocidos como el Grantsdale y el Alderwood, respectivamente, saldrán en Junio y simplemente no vendrán con drivers para Win98 ni WinME. Esto no significa que no puedas instalar estos OS sobre las placas madre basadas en los mentados chipsets, pero sí­­ que te expones a conflictos, sonidos chicharrientos, colgazos de AGP… en fin, todas esas cosas que mal que mal en WinMe ocurren de todas mangueras.

Los caperuzos de Intel piensan que esta movida no va a afectar sus ventas. Sin embargo es obvio que el saque de meta queda servido para que VIA y SIS se las emplumen con sus nuevos chipsets PT890 y SIS656, respectivamente, y programen para ellos drivers que soporten el OS que se te ocurra… desde DOS 1.0 en adelante. Esto debiera posicionar mejor a los dos fabricantes dentro del mercado pulentium, pero esta leve ventaja no alcanza a compensar su mayor desventaja:

Mientras los chipsets de intel saldrán en poco más de un mes, los de VIA y SIS no verán la luz hasta entradito el mes de la patria, época en que el Staff de Chilehardware se encuentra demasiado enfiestado como para entregar información fidedigna.

Fuente: Digitimes