La consola con el nombre más apropiado de la historia

La consola con el nombre más apropiado de la historia

por

En estos momentos se está peleando una guerra entre HardOcp sitio de fanáticos de los tarros contra Infinium Labs compañí­­a que ofrece la consola Phantom. Irónicamente, según HardOCP, la compañí­­a es fantasma y la consola nunca existirá.

La consola soñada

Hace más o menos un año empezaron a anunciar una nueva consola que revolucionarí­­a el mundo de los juegos. En teorí­­a, soportarí­­a juegos propietarios pero también serí­­a compatible con los juegos de PC. Según un artí­­culo escrito por HardOcp, la consola tendrí­­a las siguientes caracterí­­sticas:

Case Feature Set

Phantom? Features:
– State of the art design and technology
– Pre-loaded games that appeal to wide variety of users and gaming needs
– Ability to download more games than offered by other game consoles
– Leading edge peripherals
– Seamless upgrades and patch managements
– Register to Pre-Order your Phantom? Today
– Register to be contacted to pre-order the Phantom Game Console?.
– Online ordering is expected to begin this October.

Standard Equipment
– Fits in any 19? entertainment center
– Custom OS on Windows XPe kernel
– Up to 3.0 GHz processor with 256MB DDR RAM
– High-performance nVidia video card
– High-performance Intel motherboard
– Dolby Digital? 7.1 Surround Sound
– 100+ Gigabyte internal storage device
– On-board RF wireless modules
– S-Video, RCA or component video and PAL
– 10/100 baseT Ethernet
– 1 wireless controller
– Wireless keyboard and mouse
– 2 USB ports
– 4 controller ports
– 12? Port Extension Cable

Ahora… algo no me calza. Me metí­­ al sitio Phantom.net y al hacer click en “Specifications” no me muestra ninguna lista… simplemente me pone un gif animado por donde desfilan los logos de Asus, Nvidia y AMD, entre otros. No me parece que eso sea especí­­fico, o sí­­?

Quise registrarme en los foros para ver, aunque terminara leyendo puros posts de palos blancos, al menos reuní­­a más información, pero no hubo caso, porque ya no aceptaban más inscripciones. Después de mucho joder, logré encontrar un PDF con las especificaciones. Veamos:

– El sonido ya no es 7.1 sino 5.1
– La placa es una Nforce2 Ultra 400 modificada
– El CPU es un 3200+
– Los gráficos son Nvidia NV36 (Qué serí­­a eso… 5950?)
– Disco Duro de hasta 320 Gb

El resto es más o menos igual a lo prometido en la primera lista. Lo que llama la atención es que no es nada de sencillo meter todo eso en un sistema compacto. El Athlon 3200+ disipa algo así­­ como 80W, y no olvidemos el calor del GPU… algo huele raro. Por si fuera poco, no hay imágenes de la consola, sino sólo dibujos. ¿Querrá decir que todaví­­a no existen prototipos funcionales?

El artí­­culo de la discordia

HardOCP recorrió este mismo camino lógico, y decidió investigar a la compañí­­a que supuestamente produce el Phantom. Se trata de Infinium Labs (No confundir con Infineon), cuyo CEO es un tal Tim Roberts. En su currí­­culum
figuran, por un lado, empresas como Wanforce y MEDHIRE. Dos compañí­­as que, al ser contactadas, declararon que los CEO eran parientes de Roberts, pero que él no trabajaba ahí­­. Llamados posteriores encontraron
versiones distintas, en donde la misma persona aseguraba ahora que Roberts era co-director, pero que no disponí­­an de su teléfono ni su email.

Más preocupante es su currí­­culum anterior. Empresas como SAVVIS, Skyscape Communications, Phoenix Networks, Broadband Infrastructure Group Corporation y otras, han quebrado o bien están al borde de salir del NASDAQ por bajar más allá de toda esperanza. En todas estas quiebras se defraudaron los intereses de decenas o cientos de accionistas que creyeron en los castillos en el aire de Roberts perdiendo varios millones de dólares en aportes de capital. A él no se le demostró ninguna quiebra fraudulenta y la gente perdió como en la guerra.

HardOCP intentó por varios medios contactar a Roberts sin éxito. Su paso siguiente, entonces, fué tratar de ubicar las dependencias de Infinium Labs.
La dirección con que figuraba el año pasado era 5380 Gulf of Mexico Drive, Longboat Key, Florida 34228.

Un fotógrafo de la página acudió al lugar, encontrándose con unos pocos negocios de barrio y un local de MailBoxes ETC en donde, según dijo el dependiente, efectivamente existí­­a una casilla de Infinium Labs.

Después de mucho buscar… HardOCP logró encontrar una tarjeta de presentación en donde Tim Robers daba un telefono de contacto. En la llamada, este señor admitió que actualmente Infinium Labs no cuenta con instalaciones materiales, pero que las tendrá en un futuro cercano. Inquirido respecto a su turbulento pasado, simplemente dijo: “cuando apuestas en grande, no siempre ganas”. Segundos después interrumpió violentamente la conversación argumentando que no le complací­­a ser molestado en su mansión de 3 millones de dólares. Curiosamente, nadie lo obligó a poner ese telefono de contacto.

Algún tiempo después, el sr. Roberts hizo llegar a HardOCP un mensaje diciendo que Infinium Labs se habí­­a establecido en 1819 Main Street – Ste 800, Sarasota, FL 34326, en el octavo piso. Una visita al lugar sólo consiguió la confirmación de la administración del edificio que en el octavo piso no funcionaba ninguna empresa, y que de hecho llevaba años vacante.

En conclusión, basta de creerle a Roberts y ojalá que nadie haya caí­­do en el Pre-Order. Lee el artí­­culo completo: Behind the Infinium Phantom Console.

No basta con ser fresco, hay que ser prepo

Pasó el tiempo y en HardOCP empezaron a recibir cartas amenazando con demandas si no se rectificaban los dichos del mentado artí­­culo. En un principio los consultores legales de Infinium, los estudios MoFo e Icard-Merrill, exigieron que se retirara el artí­­culo argumentando que contení­­a información errónea y ofensiva. Ofrecieron 10 dí­­as de plazo o sino demanda.

La respuesta de Kyle, dueño y editor en jefe de HArdOCP fue simple: “indí­­quenme por favor cuáles son los puntos erróneos, y si me demuestran que miento, los editaré gustoso”.

De parte de Infineum le llegó una segunda carta en donde se detallaban 18 puntos que exigí­­an cambiar.

Según Kyle, algunos de esos puntos se referí­­an a cosas que el nunca puso en el artí­­culo original, al punto que parecí­­a que se referí­­an a otro sitio web o algo así­­. La cosa es que individualizó 5 puntos más o menos reconocibles y los rectificó en donde correspondí­­a. Para que se hagan una idea, eran cosas como rectificar la edad de Tim Roberts, y los nombres de algunas compañí­­as en donde habí­­a trabajado. Gran diferencia.

Combos iban, combos vení­­an

Infinium proseguí­­a con las amenazas de demanda, aunque HardOCP habí­­a cambiado las inexactitudes y la redacción en donde esta era mera elucubración, era imposible llegar a acuerdo. Este acoso legal tuvo como fruto que HardOCP demandara a Infinium el dí
­­a 3 de Marzo
, ante la United States District Court Northern District of Texas, Dallas Division. El asunto de la demanda está ampliamente cubierto en GameSpot, en donde además:entrevistan a Kyle.

Ahí­­ el gringo se manda frases memorables… una que me gustó es del estilo:

– Qué peligros crees que corres con este problema?

Kyle: El peligro de perder HardOCP para siempre, junto con todo lo que significa. Pero no porque Infinium pueda destruirme el sitio, sino porque, si no defiendo el derecho a decir lo que estimo como cierto, entonces no nos merecemos el respeto de ninguno de nuestros lectores.

Chúpate esa.

La demanda se basa en una figura legal que en Chile serí­­a similar a la obstrucción a la justicia: amenazar con demandas no porque corresponda sino con la finalidad de enturbiar la transparencia de una operación o actividad que no podrí­­a ejercerse legalmente. Osea es como si eres testigo de un robo y el ladrón te dice que si lo acusas te va a demandar por injurias y calumnias. Es tirado de las mechas, pero puede darse.

El curso de la demanda pone los contenidos del artí­­culo bajo el juicio de la ley, quien determinará si éste contiene faltas a la verdad.

Entonces… adivinen qué hizo Infinium

Demandó, por supuesto, ante la corte de Florida. El texto completo de la demanda está acá. Como yo sé que ustedes son gente ocupada, su Press VP se dió la pega de leerla y analizarla. Básicamente la idea es la siguiente:

– Según los demandantes, Roberts creó e introdujo en el mercado a varias compañí­­as exitosas. Algunas quebraron pero su función era darles el envión inicial, no cautelarlas para toda la eternidad.
– Infinium Labs se creó para liderar el mercado de la tecnologí­­a y la entretención. Su producto Phantom estaba destinado a ser un superventas.
– Al momento del artí­­culo, el producto se encontraba en fase de “recolección de capital”. Ya se habí­­an conseguiro aportes de miembros interesados por un monto de 20 millones de dólares.
– El artí­­culo es malicioso y presenta a Roberts como un estafador y un irresponsable.
– El artí­­culo le creó mala fama a Roberts, perdiendo los 20 millones de aportes de capital y teniendo que posponer indefinidamente el lanzamiento del Phantom.

¿A alguien le interesa mi opinión?

Imaginémonos la siguiente situación. Tengo la intención de ser millonario.

Voy donde una serie de empresarios, inversionistas, amigotes, y les digo:

“Tengo un negocio espectacular. Pásenme plata y les ofrezco retornos del 150%.” Acto seguido muestro fotos de mansiones, minas en bikini, autos deportivos… y consigo la plata. Consigo 20 millones de dólares.

Voy en camino al Casino de Viña en donde pretendo jugar los 20 millones en la ruleta. Según mis cálculos, puedo duplicar esa plata y devolver 30, guardando una comisión de 10. Antes de entrar, un periodista revela mis planes, y los que me pasaron esa plata me hacen devolver los aportes de capital.

¿Qué hago yo? Demando al periodista… porque ahora todos piensan que soy un tonto y un fresco, porque tuve que devolver los 20 millones y porque me quedé sin los 10 de comisión. Ah, también lo demando porque pienso que hizo el artí­­culo con mala intención.

Bueno, si les parece una historia absurda, es porque ES absurda. Esperemos que la justicia lo vea así­­.

Desde ya, todo nuestro apoyo a Kyle Bennett, que aguante firme, que mantenga sus principios y, sobre todo, que siga luchando por impedir que los inescrupulosos estafen a los compradores.

Atte.

Amenadiel