Intel se cuida las espaldas.

por

Como todos sabemos, el Prescott no ha resultado ser lo que Intel prometí­­a, la revolución de los 90nm y todo eso. Aunque la empresa está intentando resolver los problemas de esta CPU, todo indica que también tienen planes en caso de que sus esfuerzos fracasen.

La arquitectura que falló

Intel confí­­a en que de alguna manera, en algún momento, podrán arreglar su alicaí­­da arquitectura de 90nm, la cual ha resultado ineficaz por su alto nivel de disipación de calor, su rendimiento apenas regular y las altas dificultades de suministro de energí­­a por parte de las placas madres que lo soportan.

Los fabricantes que ofrecen placas con el chipset Intel 875P se han devanado los sesos tratando de arreglar el problema de suministro y variación de voltajes mediante updates de BIOS. Aparentemente se acercan a una solución mejor que las actuales, pero a un alto precio. A diferencia de las primeras BIOS para Prescott que simplemente incorporaban identificadores para el nuevo procesador, los updates aparecidos en Febrero parecen bloquear el FSB para asegurar estabilidad del sistema… Aunque el setting puede modificarse en BIOS, después de un reboot el POST mostrará el FSB original.

Así­­ que hay que desarrollar un Plan B

Aunque eventualmente Intel terminará por resolver los problemas del Prescott, esto puede tardar, y la empresa no puede permitirse competir durante meses con sus Prescott de 2.8, sobretodo considerando que AMD ya tiene anunciado un Athlon 64 2800+, que de seguro le traerá más de algún problema al PressHot.

Tal como AMD tomó un procesador de 8 layers y le agregó uno adicional transformando el Tbred-A en el Tbred-B, Intel pretende agregar una o dos capas a sus P4EE y Xeon, con el fin de poder alcanzar velocidades más altas. Lo curioso es que esta modificación no afectará al Prescott sino que al Northwood (Y al Gallatin en el caso del Xeon)… el P4 que supuestamente entregaba la batuta a su hermano de 90nm en realidad vuelve a hacer las veces de guaripola, por lo que en pocos meses tendremos entre nosotros un P4EE Northwood de 3.6Ghz como cabeza de lí­­nea, al menos hasta que el Prescott sea un producto mí­­nimamente satisfactorio.

Fuentes:
Overclockers.Com Noticia 1 y Noticia 2.
The Inquirer