Vueltas de Carnero en Intel

por

“Pueden estar seguros de que cuando exista soporte de aplicaciones y sistema operativo afí­­n, estaremos ahí­­”. Así­­ respondió Paul Otellini, Chief Operating Officer de Intel, a una pregunta sobre los procesadores de 64 bits.


Nathan Brookwood, analista de Insight 64, invita a leer entre lí­­neas. Esta respuesta de Otellini es el reconocimiento oficial de que Intel planea, a futuro, seguir los pasos de su rival, AMD. En otras palabras, es reconocer que Intel desea a mediano plazo implementar una tecnologí­­a que AMD tiene hoy mismo.

Ahora, el rumor que circula entre los cahuineros del ambiente es que Intel lleva, en realidad, varios meses trabajando para desarrollar un chip X86 de 64 bits, sólo que se ha cuidado de informarlo para no desviar la atención de su CPU Itanium, un procesador para servidores de 64 bits y que puede costar hasta 50 mil dolarillos.

Cuando se le mencionó a Otellini las ventajas de la arquitectura de 64 bits, como por ejemplo la capacidad de manejar más de 4Gb de memoria, él respondió: “Nadie gastarí­­a miles de dólares en memoria cuando el CPU vale apenas 700 dólares”. Claro, pero, no hubo acaso un razonamiento similar cuando se pasó de los 16 a los 32 bits? En ese tiempo la memoria era más cara, y también los requerimientos eran menores… ¿Porqué es tan difí­­cil extrapolar el entonces-ahora con el ahora-después?

Según The Inquirer, Intel ya tiene corriendo algunos prototipos de un CPU de 32 bits con extensiones de 64 bits, nombre código Yamhill. Cuentan que durante la feria Computex, se tomaron unos cañonazos con algunos ingenieros de Intel, quienes en el fragor de la tomatera les comentaron que la tecnologí­­a X86 de 64 bits de Intel ha estado disponible desde hace tiempo, y se basa en lo que se dió en llamar Windows Elements… algo así­­ como interactuar con Windows XP 64 y Longhorn para habilitar una especie de compatibilidad emulada con 64 bits… no me miren a mí­­, los curados eran ellos.

Intel se encuentra en una situación bastante incómoda en este tema de los 64 bits, principalmente porque no quiere crear confusión ni canibalización con su Itanium, y porque en los últimos 6 meses se ha dedicado a tirarle basura a la tecnologí­­a AMD 64 incorporada en el Opteron, Athlon 64 y Athlon FX, diciendo que ellos nunca seguirí­­an ese camino porque es pésimo. Al parecer, Intel se ha dado cuenta demasiado tarde de que no puede frenar a su rival a punta de declaraciones de prensa, y que lo único que ha conseguido ha sido empantanarse.

Dicen que todos tenemos derecho a cambiar de opinión, pero mientras más tiempo le tome a Intel afrontar su vuelta de carnero, más lastre le pone a su lí­­nea tecnológica. Si con tal de no seguir a AMD optan por un camino menos eficiente pero original (como eso de los Windows Elements) terminarán con un engendro que no es ni lo uno ni lo otro. (Sino todo lo contrario).

Fuentes:
Reuters
The Inquirer